martes, 30 de abril de 2013

"Fiel a la Iglesia católica, pese a todo: pese a mis muchos pecados y tentaciones, pese a los de la propia Iglesia (CXXXI)"



Apoyar la escuela católica en España, sí. Sobre todo para que la escuela católica siga apostando por el modelo docente "burócrata", principalmente, mayoritariamente; y minoritariamente, por el modelo docente militante cristiano, esto es, por el modelo evangelizador enamorado de Jesucristo y de su Iglesia. 


Solo que ¿no estábamos en que la escuela católica debe ser una plataforma para la nueva evangelización? ¿No afirma la doctrina de la Iglesia que los docentes de la escuela católica deben ser militantes, esto es, evangelizadores, misioneros del Reino y su justicia?


¡Busquen profesionales docentes así en la escuela católica! Se contaran con los dedos y sobrarían dedos...


En fin, hagan lo que quieran. Que los obispos, curas, religiosos y responsables laicos hagan lo que crean conveniente. Mucha gente, me temo que ya no alberga esperanza alguna de verdaderas reformas en la Iglesia católica en España. Ni con el "ciclón papa Francisco"... A quien Dios bendiga y guarde e ilumine en su obrar de Papa. Por el bien de la Iglesia, tan saturada de pecado; que se lo pregunten, si no, al emérito papa Benedicto.

Publicar un comentario