miércoles, 30 de mayo de 2018

"El futuro de Europa a la vuelta de la esquina"
 
 
 
 
También el Imperio Romano era civilizado, de hecho la cuna de la civilización occidental: juntamente con la herencia cristiana y la cultura griega, las tres patas, bases o fundamentos de la civilización occidental. Y sin embargo acabó ahogado en su propio vómito de degeneración moral (bacanales, vomitorium, venereum…) y de múltiples crisis y desajustas internos y amenazantes invasiones bárbaras.Resultado de imagen de europa descristianizada
 
 
Pues lo mismo contemplamos que está sucediendo con la vieja y cansada Europa, secularizada y descristianizada a más no poder, sumida en la más espantosa de las apostasías que quepa siquiera imaginar. Con una natalidad por los suelos que no garantiza el relevo generacional ni garantizara siquiera las pensiones en buena parte de los países del Viejo Continente, y con una inmigración invasora que no cesa -es más, auspiciada por el NOM del maquiavélico George Soros, apuntalada por las permisivas políticas europeas, más el guiño cómplice de Bergoglio y toda esa restante compañía conformada por los tontos útiles del marxismo cultural: feminismo, animalismo, globalismo, homosexualismo, relativismo, indiferentismo religioso...-, el panorama en Europa no puede ser más desolador.Resultado de imagen de europa descristianizada
 
 
Sí: reparemos en Irlanda: imágenes de miles de mujeres manifestantes, sin duda feministas (y por extensión, globalistas, perroflautas, laicistas, relativistas, ateas, agnósticas, librepensadoras, neomarxistas, ecoterracentristas, homosexualistas, animalistas...), no pocas de ellas habrán abortado, celebrando jubilosas (cánticos, risas, júbilos, fiesta, saltos, aplausos, vítores, vivas al supuesto derecho al aborto, llantos de emoción, histeria colectiva...) el triunfo democrático del sí al aborto en Irlanda, por la mayoría clara de un 66'4%. ¡En la católica Irlanda!
 
 
Qué panorama. Pero todo lo que sucede escrito está (profetizado): la Gran Apostasía del comienzo del final de los tiempos en que ya estamos; la filtración de la masonería y de ideologías mundanas en la Iglesia; el advenimiento próximo del Anticristo; la perspectiva de la Parusía... De manera que ¿encontrará fe el Hijo del hombre a su regreso a la tierra?
 
 
30 de mayo, 2018. Luis Alberto Henríquez: profesor de Humanidades, educador, escritor, bloguero, militante social.

lunes, 28 de mayo de 2018

"Sí, todo sea por las curas de humildad"



Agustín Camino de la Hoz para Infocatólica...


Sí, estoy de acuerdo contigo: no debemos juzgar; en verdad, nadie está libre de esta tentación, ningún fiel católico, yo el primero en sufrir tal tentación. Sin embargo, no sé si es por esa tendencia que bien señalas, tan propia de pecadores por cierto, de mirar la paja en el ojo ajeno antes que la viga en el propio, es por lo que yo mismo, ay triste de mí, ay infeliz, a veces creo comprobar, desde el intento de aplicación del ver, juzgar y actuar, cómo son precisamente muchos católicos progresistas los que se hinchan a zaherir a la Iglesia; si tú supieras, de la peor manera, llamando incluso dictador y ex nazi al Papa actual, demencial. Y esto tampoco, oye, no es de recibo.Resultado de imagen de humildad


No sé tú, pero yo he estado, no hace de ello mucho, en contubernios progresistas, y te puedo asegurar que lo más bonito que he oído decir en tales sitios al Papa es bonito, ingenuo o inocente; de insultos e injurias, los que tú quieras, imagínatelos con libertad, no te vas a quedar corto, te lo aseguro. Y oye, ya sé lo de la viga en el propio ojo y la paja en el ajeno -gracias por recordámelo, por recordárnoslo, nunca está de más, el cristianismo exige conversión vitalicia-, pero esa clase de insultos, pues que no.Resultado de imagen de humildad frases



Resultado de imagen de humildad frases
Añadir leyenda
En contubernios progres he llegado a estar en los que con total tranquilidad y normalidad se hacía apología del feminismo de género (aborto, contracepción y homosexualidad y incluidos), del antimagisterio por sistema -soy o sería el primero en reconocer que, en efecto, la vida de la gracia, de la fe y de la conformidad con la recta doctrina no es uniforme, de una pieza, recta siempre, etcétera, pues está sujeta a error, duda, perplejidad...-... Y esto, sinceramente, también desde la exhortación evangélica a no juzgar para no ser juzgados, tampoco.


En definitiva, lo reconozco: yo también juzgo, y reconozco que alguna que otra viga puede que nuble mi vista y mi ulterior entendimiento. Sin embargo, al menos quiero aceptar la autoridad del Magisterio, y la respeto; empero, permíteme: buena parte de la progresía católica insulta al Papa, a los obispos, a menudo con injurias ruines. Y no hacen más que meter tijera en el depósito de la fe, en nombre del progreso progresista y de las reformas. Y esto tampoco (28/02/10 8:47 pm).


28 de mayo, 2018. Luis Henríquez Lorenzo: profesor de Humanidades, educador, escritor, bloguero, militante social. 
 
 

jueves, 17 de mayo de 2018

"Una doble de frivolidad, por favor"
 
 
 

Patética falta de respeto a ciertos signos externos, ornamentos litúrgicos e incluso a sacramentales de la Iglesia -y de paso a la fe de los católicos, claro, que es muy probablemente de lo que se trata-, propio todo de una cultura ya pasada de rosca laicista; y más que blasfema, aunque también, yo diría que ramplona y superficial. Ahora ha tenido lugar en Nueva York un irreverente pase de modelos, pero pasado mañana habrá otro en Madrid, y dentro de una semana un tercero en cualquier otra ciudad de este Occidente desnortado, descristianizado.Resultado de imagen de les luthiers frases
 
 
O sea, sin tragedia, sin drama. Porque cuando nada menos que ese filósofo a un bigote pegado llamado F. Nietzsche proclamaba la muerte de Dios, la proclamaba para que asumiéramos las consecuencias con todo lo que el deicidio implicaba de seriedad y “gravedad” en el proyecto de construir un mundo sin Dios.Resultado de imagen de les luthiers frases
 
 
Pero es más: es que hay formas y formas de ejercer de agnósticos, ateos, librepensadores y hasta de anticlericales (el genial e inigualable grupo argentino Les Luthiers son esto último, a mi juicio o gusto, pero ejercen su anticlericalismo con "buen gusto, con fineza, hasta con respeto", si me apuran, sin perder las maneras, las buenas mañas, el fino humor que, en expresión y deseo del filósofo Xabier Sádaba, "nos hace más buena la vida buena"). Considero asimismo el ejemplo de vida y magisterio filosófico del ateo “católico” Gustavo Bueno, fallecido no hace tanto, tal vez el filósofo español más importante de los últimos 50 años, o siquiera uno de los más señeros. O a alguien como el argentino Jorge Luis Borges. Borges tiene escritos en poesía y prosa críticos con la dogmática cristiana, Borges admiraba al viejo A. Schopenhauer (sin duda uno de los filósofos padre de la postmodernidad a través de su crítica a los fundamentos gnoseológicos de la cultura occidental judeocristiana, crítico radical del cristianismo, inspirador incluso en la distancia del moderno animalismo), pero hoy sabemos que el mismísimo Borges, que desde luego no iba a misa, firmó una petición enviada al papa Pablo VI petitoria de no suprimir la misa en rito tridentino a finales de los sesenta (el Vetus Ordo Missae). Esa misiva la firmaba también una escritora como Agatha Christi.Resultado de imagen de les luthiers frases
 
 
Total, de qué extrañarse, si nuestro tiempo es irremediablemente superficial, nihilista (sin tragedia vital), decadente, vano: un pensamiento líquido y débil parece inundarlo todo. Al tiempo que un pensamiento no católico se ha ido adueñando del sentir mayoritario de los fieles: tibieza, mediocridad, laicismo mundano, mentalidad antinatalista y arribismo carrerista suplantan en el día a día de la Esposa de Cristo a los militantes o evangelizadores entusiasmados con el Señor y su Iglesia, desde la fidelidad a la Sagrada Escritura, la Tradición y el Magisterio.
 
 


18 de mayo, 2018. Luis Henríquez Lorenzo: profesor de Humanidades, educador, bloguero, escritor, militante social.

martes, 15 de mayo de 2018

 "Al igual que decíamos ayer..." 

 
 
 
Es indudable que para la Iglesia católica, apostólica y romana el aborto no tiene justificación posible, en ningún caso, bajo ninguna condición, frente a ninguna circunstancia eximente.
 
 
Aunque el Evangelio obviamente no condena el aborto ni el infanticidio con expresiones preceptivas y directas del tipo -permítaseme ser así de gráfico-, "los cristianos no deben abortar", "el infanticidio que se practica bajo los dominios del Imperio de Roma no debe ser practicado por los cristianos", y otras similares, toda la Sagrada Escritura es una afirmación (bien que paulatina, creciente, progresiva...), del derecho a la vida de toda persona, especialmente la del inocente, singularidad o fundamento que, empero, no quita que en efecto no pocas páginas sangrientas (cruentas batallas del primitivo Israel contra otros pueblos, prescripciones sobre sanciones a conductas humanas consideradas punibles desde la perspectiva de la ley del talión u ojo por ojo, diente por diente...).
 
 
Asimismo, el Catecismo de la Iglesia condena el aborto. Y antes, la Gaudium et Spes del Concilio Vaticano II. Y ni preciso recordar que antes de este documento conciliar magnífico y a lo largo y ancho de dos mil años, también se ha condenado, desde el escrito paleocristiano llamado Didajé hasta nuestros días.
 
 
 
Sin embargo, a mí a pesar de ser así la doctrina de la Iglesia me sigue surgiendo una duda, una perplejidad, a saber, si precisamente la Revelación exhorta en su quinto mandamiento con el no matarás, ¿por qué sucede con cierta frecuencia que los obispos católicos condenan siempre y sin excepción el aborto (aunque aborte una mujer de Centroamérica, pongamos, madre ya de diez hijos de cuatro padres diferentes, sumida en la pobreza, en la miseria incluso), y lo condenan con tanta indudable claridad que yo no discuto pues estoy convencidamente en contra del aborto aunque tal convicción mía me lleve a ser perseguido o marginado por la progresía al uso, y empero no parecen ni condenar tanto ni con tanta fuerza a dictadores asesinos, acusados de crímenes contra la humanidad (secuestros, torturas, desapariciones, ajusticiamientos...), por lo general militares muy de derechas y muy conservadores?Resultado de imagen de general   videla
 
 
 
Hace años dieron la vuelta al mundo unas imágenes que mostraban al mismísimo Juan Pablo II dando la comunión a Augusto Pinochet, nada menos que al dictador chileno acusado y juzgado por crímenes contra la humanidad: responsable de secuestros, torturas e innumerables desapariciones(los famosos vuelos de avión desde los que se dejaban caer, ya sé, a comunistas, a izquierdistas más o menos librepensadores y ateos...).
 
 
¿Sabía el vicario de Cristo que estaba dando la comunión a un señor que las izquierdas acusan de "despiadado y sanguinario asesino y que además jamás pidió en público perdón por sus crímenes"? En este sentido, ¿por qué se puede excomulgar por abortar a una pobre mujer del Tercer Mundo que, supongamos, madre ya con apenas cuarenta años de ocho o diez niños de tres o cuatro padres distintos y que vive sumida en la miseria, y no se excomulga ni se ha excomulgado (ha habido muchos: Somoza en Nicaragua, Pinochet en Chile, Videla en Argentina; innúmeros militares fascistas de alta gradación y sobradamente conocidos por sus crímenes) a dicatadorzuelos sanguinarios responsables de cientos y miles de asesinatos, secuestros, vejaciones, torturas...?
 
 
Es indudable que el aborto es matar una vida humana, que no obstante se debe llamar embrión o feto, no niño o niña. Sin embargo, a mí al menos, que soy contrario al aborto provocado, me cuesta horrores entender que una pobre madre indígena del Tercer Mundo ya con diez hijos y con apenas cuarenta años y con una vivienda penosa y sin el apoyo de un padre y esposo como Dios manda (y que la Iglesia, que es madre, desea como parte integrante de una familia), pueda ser excomulgada o sancionada con cualquier otra pena canónica, mientras que para tantos dictadores, de derechas y aun católicos, no solo no hubo excomunión sino hasta acompañamiento espiritual, santos óleos, comunión de manos de altos jerarcas de la Iglesia, paseos bajo palio, nacionalcatolicismo, vía libre para perseguir a rojos, disidentes, comunistas, masones y demás izquierdistas...
 
 
Postdata: claro que conozco a estas alturas de mi vida que los dictadores de izquierdas han sido incomparablemente más criminales y hasta genocidas que los de derechas, pero vamos, ni punto de comparación posible. Hasta el extremo de que esta es una de las razones de mi alejamiento de la progresía más o menos filomarxista. Sin embargo, reconozco aunque sea para mis adentros que hace diez años yo era más progre que hoy día; así, se nota, me parece, en mi reflexión precedente (datada en 17/11/2009) a esta postdata presente (hoy es 16/05/2018) un como querer cargar las tintas en la denuncia de los dictadores de derechas, una rabia contra ellos nacida de mis simpatías izquierdistas de entonces.


Y asimismo, no tuve a bien matizar el comentario vertido sobre una actuación o actitud del papa Juan Pablo II, cuando lo cierto es que hoy día mi postura más bien es la de tratar de reivindicar el magisterio del Papa polaco más allá de las condenas a su persona (a su magisterio, a su fidelidad a Cristo y a su Iglesia...) procedentes del progresismo y del integrismo dizque católicos. De manera que en la actualidad, desencantado de los cantos de sirena, hipocresías, doble vida y traiciones a la causa de los pobres provenientes de la izquierda al uso (política, sindical, cultural...), no es que haya pasado a militar en los partidos de derechas, en los que nunca milité, sino que más bien o sobre todo voy por la vida como militante católico deseoso de fidelidad a la Sagrada Escritura, la Tradición y el Magisterio (los tres lugares teológicos fundantes de la fe católica, además inseparables para un católico) y asimismo convencido de mis ansias de dialogar con el mundo recogiendo lo bueno, noble, justo, positivo, creativo, humano, loable y verdadero que uno se va encontrando por esos mundos de Dios: desde la poesía de León Felipe hasta el pacifismo anarcocristiano de León Tolstoi, desde la no violencia activa de Mahatma Gandhi hasta la música de Pink Floyd, desde la canción de autor de los incombustibles -a Dios gracias- Silvio Rodríguez, Pablo Milanés y Joan Manuel Serrat hasta la música clásica del siglo XIX, desde la lucha por los derechos civiles capitaneada por Martin Luther King hasta la literatura de Jorge Luis Borges...Resultado de imagen de silvio   rodriguez
 
 
 
Entonces, así las cosas, vaya por delante este comentario escrito hace casi 10 años, el primero de una serie de alrededor de 150 que acabo de rescatar estos días provenientes de mi labor de forista aspirante a apologeta de la fe católica. En la actualidad, mantengo un blog iniciado en diciembre de 2012 en el que ya sumo algo más de 800 entradas salidas todas de mi avellanado cerebro, si contamos con las citadas 150 aproximadamente que acabo de copiar-pegar para irlas trabajando, esta la primera, juntamente con otras breves o no tan breves reflexiones que me vayan visitando en mi día a día de bloguero y de inevitablemente modesto apologeta de la fe católica.
 
 
Comentarios firmados a veces con mi nombre y casi siempre con seudónimos como Félix Floreal, Benjamín Perceval, Agustín Mínimo Expósito, Tomás de las Naves, Teófilo Liberto, Aníbal de la Cruz, Sergio Méndez, Azarías, Nehemías Kanariensis, Arístides Moreno del Real, Faycán Real del Sur, Hilario Canario, Doramas Romero del Camino, José Concepción de las Rosas, Ángel del Monte, Anselmo Montesdeoca... Subidos a bitácoras de información-formación católicas a las que agradezco la oportunidad de haberme posibilitado el irme curtiendo en iniciales batallas en pro del único blasón de la apologética católica, y también a bitácoras de información general y literarias y aun a algunas de inspiración laicista y marxista, no raramente descubrí en el fragor del hilo de discusiones mantenidas en las antedichas bitácoras, cómo algunos foristas usaban esos mismos alias o apodos míos con la intención, supongo, de tratar de suplantar mi identidad, de hacer burla de mis ocurrencias de forista, o sabe Dios con qué otra intención.
 
 
 
16 de mayo, 2018. Luis Henríquez Lorenzo: profesor de Humanidades, educador, escritor, bloguero, militante social.
 
 
   
 
"Los secularistas siempre andan diciendo"



El diecinueve de febrero del año dos mil diez, mi menda lerenda, bajo el seudónimo de Tomás de las Naves, discurrió: 

 
 
Esta tarde, en una publicación digital concitadora de la concurrencia, mayoritaria o principalmente, de los llamados católicos progresistas, juntamente con agnósticos, ateos y anticlericales viscerales, he leído que una forista plantea, muy reivindicativamente además, que el versículo Mt 18, 18 ("Yo les digo: 'Todo lo que aten en la tierra, el Cielo lo tendrá por atado, y todo lo que desaten en la tierra, el Cielo lo tendrá por desatado'") en verdad no es la encomendación del Señor a los Apóstoles -y en línea sucesora con ellos, los papas y obispos- del cometido de confirmar en la fe a los creyentes cristianos todos, sino que en realidad es una exhortación a que sea la comunidad toda la que exhorte en la fe a los hermanos en la misma fe.Resultado de imagen de gianna beretta molla

 
De piedra se queda uno, la verdad. Y eso que yo me considero vocacionado al comunitarismo, la democracia, la participación, los movimientos sociales... Pero creo que todo tiene un límite, y ese límite son los contornos que creemos precisos de la verdad, más allá del relativismo o de la opinionitis, tendencia esta, la opinionitis, casi enfermedad, a menudo enemiga de la verdad sólida y contrastada, autorizadamente confirmada.Resultado de imagen de gianna beretta molla

 
Pero claro, si la cosa llega hasta este nivel, a mí al menos no me extraña que desde dentro mismo de la Iglesia católica, algunas propuestas de moral sexual sean completamente parecidas a las que podría plantear y defender el PSOE, pongamos -y que de hecho defiende, todo sea dicho-, y bastante menos parecidas a las que plantearía alguien como, qué sé yo, santa Gianna Beretta Moya, pongamos.

 
Con todo, me gustaría proponer que los defensores de la legitimidad moral de las relaciones homosexuales, que tan belicosamente presentes se hacen en la bitácora de marras, explicaran, Biblia en mano (y Tradición y Magisterio muy presentes en el debate y en la investigación), capítulo a capítulo y versículo a versículo, cómo es que ahora esos milenarios textos que hasta hace nada al parecer decían "Diego" (es decir, condenaban la práctica de la homosexualidad: pecado nefando, sodomítico, contranatura...), ahora afirman "digo" (esto es, legitiman la práctica de la homosexualidad).

 
Además, tendrían que rastrear textos patrísticos, a la búsqueda y captura de documentos de los Santos Padres justificadores de la sexualidad homosexual. Y dar la voz a los santos y santas, a ver qué dijeron los tales, y qué dirían hoy.

 
 
Y al final de todo el periplo investigador o de documentación, ya hablamos.

 
 
21/05/2018. Luis Henríquez Lorenzo: profesor de Humanidades, educador, bloguero, escritor, militante social. 
"A pesar de todos los reclamos del laicismo"




¡Viva la libertad de expresión, la pluralidad de planteamientos, de dones y carismas, de caminos espirituales, de talentos con los que arrimar el hombro para la construcción del Reino de Dios y su justicia...!

 
 
Sin embargo, la verdad es la verdad, aunque la diga la Iglesia y la pretenda negar el secularismo progre que -lo señalo sin ánimo ni oportunidad alguna aquí y ahora de polemizar-, cierto que se ha ido colando en el seno de la Iglesia misma. Se lo he escuchado decir a muchos católicos ilustres; en España, por ejemplo, a ese místico en la acción que se llamó Marcelino Legido: "El mundanismo se ha acabado colando en la Iglesia hasta su mismísima cocina, hasta el cenáculo".Resultado de imagen de homosexualismo

 
 
Es verdad, es verdad aunque nos duela -a mí el primero, conste, que soy pecador como todo hijo de vecino-. Por ejemplo, este texto precioso del cristianismo primitivo titulado El pastor de Hermas ya señala la necesidad de la confesión de los pecados; solo que en verdad, ese texto de los orígenes del cristianismo no inventa la confesión, que tiene suficiente base escriturística como para echar por tierra las inconsistentes acusaciones contra ese sacramento provenientes de los hermanos protestantes, y sí más bien exhorta al cumplimiento de algo que es sustancial a la vivencia del misterio de la fe cristiana.Resultado de imagen de homosexualismo

 
 
Lo mismo sucede con la homosexualidad. Hay una relativa abundancia de textos patrísticos en que se condena la práctica de la homosexualidad, de modo que, seamos serios, oponerse a toda esta tradición, que es un lugar teológico fundamente absolutamente imprescindible (en términos de fe, conste, no en términos de ciencia estrictamente hablando, de suerte que los Santos Padres ni eran ni tenían que ser científicos sensu estricto), es mucho pedir.Resultado de imagen de homosexualismo

 
 
Con todo, yo lo que propondría es que, dado que la condena de la práctica de la homosexualidad está muy clara en toda la Sagrada Escritura, lo que toca es poner el acento en un reto, o que lo parece al menos, a saber, contrarrestar los argumentos con que muchos defensores de la homosexualidad hablan de que la Iglesia y demás detractores no católicos de la sexualidad homosexual carecen de razón al condenar la homosexualidad activa como práctica antinatural, toda vez que el tradicional concepto de ley natural ha de revisarse a fin de depurarlo de contagios espurios excesivamente biologicistas y morales, según argumentan.Resultado de imagen de homosexualismo

 
 
Para mí, al menos hasta la fecha -y mientras no se me demuestre lo contrario con argumentos revisionistas más sólidos-, me parece todo ello una simple coartada para meter la baza de la homosexualidad activa o sexualidad homosexual.


Alberto de Luis el 18/02/10 a las 12:43 PM; el 20 del 5 de 2018, Luis Henríquez Lorenzo: profesor de Humanidades, educador, escritor, bloguero, militante social.