miércoles, 13 de junio de 2018


"Ciudad de Dios, ciudad secular"



Son de agradecer sus valientes palabras, D. Minutella, proféticas, apasionadas, encendidas pero no exentas de notas o gotas de humor, ¡como que loado sea el hermano humor, parafraseando o recreando el espíritu de san Francisco de Asís!
 

Lo que está pasando en la Iglesia, los lectores y foristas de esta bitácora (Como Vara de Almendro) ya conocemos que son los acontecimientos propios del inicio del final de los tiempos en que estamos. Un botón de muestra: acabo de escuchar en una emisora de radio canaria llevada por comunistas, filocomunistas, progresistas, feministas, abortistas, laicistas, relativistas, globalistas, homosexualistas, bolivarianos, chavistas, maduristas, castristas y podemitas una entrevista a un político nacionalista canario dizque católico, y he sentido mucho asco -debe ser este asco por lo lejos que estoy de la santidad-, rabia, desilusión y pena por causa de lo que he escuchado.



¡Menuda farsa la del progresismo politiquero, enemigo de Cristo y de su Iglesia, enemigo del Reinado Social de Cristo! Políticos con la cara muy dura que se empeñan en el mantra o cantinela de la solidaridad con los empobrecidos y las puertas abiertas a la inmigración, con este propósito inconfesable: seguir viviendo de la política profesional.Resultado de imagen de stevie wonder


 
Desde luego, políticos de la llamada derecha (obviamente, no me estoy queriendo referir al Partido Popular, ni tampoco pretendo canonizar a la otra derecha a que me refiero, de suerte que yo mismo no me considero propiamente de derechas, tampoco de izquierdas), por principio despreciados por todos estos progresistas por lo común de vida muy regalada, muy burguesa, ¡están más cerca del ideario católico y de la noción de Reinado Social de Cristo que todos estos progresistas dizque católicos que viven profesionalmente de la política a base de intentar convencernos de lo buenos, justos, militantes y solidarios que son, con su sempiterna cantinela de solidaridad con los empobrecidos y puertas abiertas a la inmigración!


Menudos farsantes, quienes por cierto a las primeras de cambio van a por uno y lo tratan de ningunear encima, cuando les echas en cara que has descubierto su goloso pastel.


 
Entonces, así las cosas, nada me extrañan las palabras de D. Minutella (ejemplar sacerdote italiano, valiente entre los valientes), advertidoras de la herejía y la apostasía auspiciadas desde la cúpula actual de la Iglesia. Sociedad degradada a tope, desmoralizada, sumida en la apostasía, en la que políticos dizque católicos como el traído aquí por mí afirman tan panchos que en principio le parece una buena noticia la llegada al poder del sociata Pedro Sánchez. 


 
Claro que te parecerá bien, pero para defender tus intereses partidistas y tu bolsillo, ¡menudo demagogo y encantador de serpientes que eres! ¡Pedro Sánchez, nada menos!, no jodas. Cuando Pedro Estornudo Sánchez es un arribista de tomo y lomo, borracho de ansia de poder y sin escrúpulos, un esbirro del globalismo al servicio del Nuevo Orden Mundial al que España le debe importar un bledo y cuyo zapateril programa político es igual a laicismo por un tubo (más apoyo a la ley del aborto, seguro que eutanasia, más homosexualismo, más feminismo radical, más ideología de género, más antinatalismo, más ataques sectarios a la familia tradicional, más inmigración invasiva…), más gubernamental odio a Cristo y a su Iglesia, más desempleo, lo más probable, más servilismo a los separatistas golpistas y exterroristas... 


¡Y a este nota le parece bien la llegada al poder de la nación del felón, ególatra, arribista, pequeño-burgués, falso socialista (es decir, de los que cobran por no serlo, frente a los socialistas militantes, que más  bien pagaban por serlo: Bruno Alonso, Julián Besteiro...), oportunista y sin escrúpulos Pedro Sánchez! ¡Y a sus amigos izquierdistas radiofónicos que le dan cancha a toda hora les parecerá mal una mujer excepcional como Rocío Monasterio (católica, esposa y madre de familia numerosa -4 hijos-, arquitecta, empresaria, antiabortista, contraria al feminisno radical, partidaria de la familia tradicional conformada por la unión entre un hombre y una mujer, muy activa en Vox...), al tiempo que aplauden a Ada Piña Colau, a Ana Gabriel y a ese largo etcétera de ultraprogres vividoras pequeño-burguesas, enemigas declaradas de Cristo y de su Iglesia y de nuestra patria!



Como que son malvados. Es decir, no pocos comunistas, filocomunistas, progres, globalistas, homosexualistas, podemitas, feministas, relativistas, guevaristas, bolivarianos, castristas y demás familia que bla bla bla con el mantra de que el dictador Franco para arriba, el asesino Franco para abajo, el genocida Franco que por esto o por lo otro, son lisa y llanamente malvados, en el sentido bíblico y católico del término. Y como malvados que son odian a Cristo y a su Iglesia.



Malvados, sí, ruines, posesos: están en el eje del mal. Porque ciertamente comparar la España de Franco sobre todo en sus últimas dos décadas (el desarrollo alcanzado, la justicia social que se logró, la tranquilidad social, la "escasa" población reclusa en comparación con la actual, entre otros indicadores propios de lo que se conoce como Estado del bienestar) con el infierno comunista que se vive actualmente en Venezuela y no digamos en Cuba, es un insulto a la inteligencia, como poco. Mas a tales fanáticos sectarios que son hijos pródigos del comunismo (la ideología más perversa, genocida y criminal de cuantas ha conocido la historia de la humanidad), no les interesa en modo alguno la verdad. Ninguna verdad.



De manera que, en vista de la que está cayendo ¿encontrará fe el Hijo del hombre a su regreso a la Tierra?







14 de junio, 2018. Luis Henríquez Lorenzo: profesor de Humanidades, educador, escritor, bloguero, militante social.



 

sábado, 2 de junio de 2018

"El drama actual que no cesa de la Iglesia"




Formidable artículo de un seglar católico que, a la luz de los artículos que viene publicando en esta tan benemérita bitácora que lleva por nombre Como Vara de Almendro, exhibe o atesora una fe católica vivida desde la sabiduría y la prudencia.
 
 
Quien estas líneas escribe, imberbe ante la sapiencia de Juan Suárez Falcó, empero se toma la libertad de añadir algunos comentarios de su autoría a propósito de un escrito dirigido en su momento contra los excesos del sedevacantismo (el sedevacantismo es una suerte de lefebvrismo pasado de rosca) y el modernismo, que entre nosotros los españoles se denomina más bien progresismo o progreeclesialismo. Curiosamente, el artículo de marras me lo publicó en su momento una de las principales bitácoras del progresismo eclesial que cierra filas en torno a Bergoglio habiendo puesto en su momento (es decir, durante al menos tres décadas) a caer de un burro a Juan Pablo II y a Benedicto XVI. Sí, la misma que algunos de ustedes están pensando, a saber, Redes Cristianas, a la cual al menos le agradezco el detalle de haber dado difusión a un escrito mío.Resultado de imagen de nietzsche frases
 
 

Cuando comencé en esto de ser forista y aspirante a apologeta de la fe católica en Internet, fui testigo en “espíritu y carne propia” de cómo en efecto desde el progresismo de los dizque católicos despellejaban vivos a Juan Pablo II y a Benedicto XVI, y de paso me insultaban a mí, me intentaban ridiculizar, precisamente progreeclesiales culpables de la secularización interna de la Iglesia pero al tiempo convencidos de ser los más auténticos y audaces intérpretes del Concilio Vaticano II.


Tiempos en los que ciertos mequetrefes, que se tienen a sí mismos por eximios teólogos, acusaban a Juan Pablo II y a Benedicto XVI de ejercer de “conculcadores y restauracionistas del espíritu del Vaticano II”. Siempre el famoso “espíritu” del Vaticano II, nunca la letra, nunca sus documentos, leídos en clave de hermenéutica de la reforma en la continuidad. Y claro, si los tales arremetían con saña, de muy malcriados modos contra estos dos grandes papas, ¿qué no iban a hacer conmigo, inevitablemente insignificante a mi pesar?
 
 

Pero bueno: sin falsa modestia, creo que los acontecimientos actuales de la Iglesia y del mundo nos dan la razón a los que anhelamos alinearnos con el tenor de opiniones como la tan documentada expuesta por Juan Suárez Falcó en su artículo tan atinadamente titulado "Las dañinas consecuencias de considerar Papa al cardenal Bergoglio: la trampa del lefebvrismo o del filolefebvrismo".



2 de junio, 2018. Luis Henríquez Lorenzo: profesor de humanidades, educador, escritor, bloguero, militante social. 
"Amor de madre (mundo perruno)"
 
 
 
 

Varios artículos de mi autoría, en su momento publicados en bitácoras de Internet y de manera permanente subidos a mi propio blog, exponen bien a las claras mis reservas y mis distancias con respecto al movimiento animalista. Sin embargo, una cosa es no identificarse uno con los postulados de la ideología animalista, siendo que uno ni siquiera es vegetariano, y otra bien distinta -o esto supongo- es no estremecerse, emocionarse y por supuesto indignarse ante noticias como esta leída por mí en una publicación digital. Veamos: 
 
 
<<Cala es toda una madraza. Estuvo horas ladrando y llorando junto a un contenedor de basura y cuando los vecinos fueron a mirar qué ocurría, se encontraron con la sorpresa: sus 5 cachorritos en una bolsa de plástico. Alguien los había tirado allí y la madre no quiso separarse de ellos.
Cuando los tuvo junto a ella, Cala comenzó a atenderlos. Los amamantó, los dio calor y los lavó cuidadosamente. Ha logrado que dos de los cachorros se salven, pero tres han muerto.
Un vecino de Poio (Pontevedra) está siendo investigado por un presunto delito de maltrato animal>>.Resultado de imagen de perra cachorritos
 
 
Desde luego, no es mi intención juzgar sumarísimamente al autor de esta acción, toda vez además que ignoro completamente las circunstancias que rodean el caso. Ignoro asimismo o en última instancia la intención de quien abandonó a esos cachorritos en un contenedor de basura. Porque además puede haber eximentes, causas que expliquen en alguna medida tal tal hecho que, de una primera impresión, nos parece indigno de que lo haga una persona.
 
 
Indigno de que lo haga una persona, sí, sin duda, aunque todo en esta historia nos haga suponer culpabilidad dolosa por parte del individuo o individua responsables. Y si en efecto, como nos tememos la persona que abandonó los cachorros en un contenedor de basura "a la vista" de la mamá perrita lo hizo con "premeditación y alevosía", ¡qué falta de humanidad la de tal persona!, ¡qué falta de personeidad!Resultado de imagen de perra con sus cachorros
 
 
En efecto: al menos a mi juicio, los animales no son propiamente sujetos de derechos ni de deberes, como que no son sujetos morales, pero desde luego, sí que merecen respeto, merecen no ser tratados como simples cosas, como objetos de usar y tirar, ¡pues son seres vivos, criaturas de Dios, tienen un aliento de ánima, como se atrevió en su momento a señalar el papa san Juan Pablo II! Más allá de la cuestión disputada sobre el alcance y la conciencia del animal ante la realidad del sufrimiento en sus carnes o en carne propia, lo cierto es que un hecho como este clama al cielo. ¡Por Dios, ni que no hubiera maneras más humanas de no responsabilizarse del parto al parecer no deseado de una perrita!
 
 
Este episodio me ha hecho acordarme del inmortal Platero y yo, de Juan Ramón Jiménez. En esta obra maestra de prosa poética que siempre agradeceremos al genio del llamado andaluz universal, el autor de La estación total describe el caso de una suerte de curandera o similar que recetara caldo cocinado con carne de cachorritos de perra recién parida, para procurar la cura de un niño enfermo. El poeta pone el dedo en la llaga sobre las ideas supersticiosas e infundadas que pueden llevar a este tipo de prácticas no precisamente corroboradas por la ciencia médica. Y lo hace guiñando un ojo a la perrita, a la que dispensa palabras llenas de ternura, perrita que al final no es separada de sus cachorritos.
 
 
Pues bien: me imagino ahora el contento de la perrita cuyos cinco cachorros fueron a parar al contenedor, por más que finalmente solo sobrevivieran dos de los cinco paridos. Y me lo imagino porque una vez yo mismo fui testigo del siguiente episodio. Hacía yo un servicio de voluntariado por prestación social sustitutoria al  servicio militar, en una protectora de perros y gatos. Un día llega una muchacha, muy guapa, no se me ha borrado su imagen del todo, preguntando por un perro suyo, pequeño que era y que se le había extraviado. Por más detalles que daba del animal, yo ni idea. Pero total, que nos fuimos a una zona del albergue reservada a perros recién llegados. Nada más entrar -también recuerdo esto con sorprendente claridad-, ella, que aún no había llamado a su perro, empieza a escuchar unos ladridos que en principio principian a resultarles familiares. La joven mujer se inquieta, se llena como de expectación... Pasan unos segundos, en que la chica solo habla conmigo, sigue sin llamar a su perro, y caminamos, damos unos pasos. ¡Y antes casi de que la joven pudiera ni pronunciar, entre jubilosa y sorprendida, el nombre de su perro, este que comienza a dar brincos de alegría, una alegría que no le cabía en su cuerpo!
 
 

Ella lo dejó subir a su regazo y el perro... Bueno, se pueden imaginar el resto. El animalito la había olido y escuchado antes de que ella su dueña, la jefaza de la manada, siquiera pronunciara su nombre al entrar en mi compañía el pabellón de los perros recién recibidos por abandono o lo que fuera. Pasada.
 
 


2 de junio, 2018. Luis Henríquez Lorenzo: profesor de Humanidades, educador, escritor, bloguero, militante social.
"Y a partir de ahora, con otra cara en La Moncloa, ¿qué?"
 
 
 
 

Considero que el hecho de no ser votante del Partido Popular ni tampoco del PSOE -hay que ser ingenuo como sin duda lo soy para dejar por escrito una confidencia como esta-, me da cierta libertad y credibilidad para afirmar esto que sin duda molestará a la progresía: figuras como Blas Piñar o Manuel Fraga Iribarne, ¿por qué es imposible que atesoraran más dignidad moral y capacidad intelectual que los progres que no cesan en la matraquilla de culpar a Francisco Franco de todos los males actuales de España al tiempo que siguen defendiendo el comunismo, que es la ideología más perversa, criminal, totalitaria, antidemocrática y genocida de cuantas ha conocido la historia de la humanidad? No en balde, Blas Piñar y Manuel Fraga Iribarne -con cuyos idearios políticos yo mismo particularmente no coincido- intentaron en sus respectivas vidas ser por encima de todo, allende errores, infidelidades y pecados, esto: buenos católicos hijos de la Iglesia de Cristo, fidelidad que, por cierto, los progres odian... y persiguen.


Y además, que fueron españoles, patriotas: amar a la patria es, luego de amar a Dios, el amor más grande; tanto que -como dijera el sacerdote y escritor argentino Leonardo Castellani-, cuando se ama a Dios y por ende a la patria, ambos amores se funden en uno solo.
 
 

Pero como tampoco me considero franquista ni falangista de ninguno de sus grupos o escisiones, también considero que debo tener cierta libertad y cierta credibilidad para afirmar que entre el Partido Popular y el franquismo casi que no hay relación ya; la hubo en sus orígenes, por descontado, justamente con la Alianza Popular de Manuel Fraga, quien fuera ministro de Franco. Pero hoy en día el Partido Popular ha derivado hacia una ideología progre de centroderecha, no poco laicista y que ha renunciado a la identidad propia de lo que es ser de derechas, no extraña tal ideología progre a los dictados de la masonería; la diferencia con la ideología del PSOE, que esta está más escorada hacia la izquierda. No hay más.



De manera que ambos, PP y PSOE, sirven a los intereses del Nuevo Orden Mundial, sirven a los intereses del neoliberalismo: a los amos del mundo. De resultas de todo lo cual tenemos que ni PP ni PSOE sitúan en el centro de su ideario político la lucha por la liberación de los empobrecidos de la Tierra. Resultado de imagen de la  moncloa 
 
 

Entonces, del Gobierno entrante de Pedro Sánchez lo único que espero es que mejore la economía -logro que, empero, dudo que se vaya a alcanzar, todo sea dicho, pero Dios quiera que me equivoque, por el bien de todos-, que pasa por ser uno de los pocos logros que cabría adjudicar al Gobierno saliente de Mariano Rajoy: haber mejorado ligeramente la economía frente al espantoso desastre que en materia económica fue  el tiempo gubernamental del impresentable y masón Zapatero. 
 
 

Sin embargo, empeñarse en dibujar líneas de continuidad entre el PP actual y el franquismo... Bueno, de qué extrañarse: este es el rancio, falsario y recalcitrante mantra de los filocomunistas que, por carecer de argumentos y por odiar a Cristo y a su Iglesia y por mantenerse siempre fieles a su empeño de sembrar la mentira, en la mejor estela leninista, pretenden meternos el gol de que Franco fue un despiadado asesino y dictador genocida. Pero no: Francisco Franco debió sin duda perpetrar injusticias, crímenes y errores que ahora no viene a cuento poner de manifiesto en este breve escrito, y que además se escapan a mi competencia intelectual, solo que por su sola condición de gobernante católico que se empeñó en ser, merece una mirada distinta a la que se siguen empeñando en dirigir hacia él -contra él- todos los comunistas, filocomunistas,  progresistas y progresaurios que celebran con vítores el triunfo del oportunista, arribista, ultralaicista y sin escrúpulos Pedro Sánchez, quien accede a la presidencia del Gobierno de una manera legítima, ciertamente, contemplada en las reglas del sistema constitucionalmente democrático español, mas sin embargo es desde ayer el Presidente de todos los españoles y también de argentinos miserables como Pablo Echenique, no habiendo ganado en las urnas: ha sido investido como Presidente de la Nación con los votos de los podemitas y los separatistas vascos y catalanes (y el sí de Nueva Canarias, formación política en la que algunos dizque católicos de base y de altura también acaban aplaudiendo a Sánchez y...), seculares enemigos de España.Resultado de imagen de la democracia como forma de gobierno
 
 
 
Pero estábamos con Mariano Rajoy y su Partido Popular, que en su deriva ideológica hacia el laicismo ya ni fiel al ideario católico se reconoce, como que en no pocos aspectos mantuvo continuidad con la línea ultralaicista, revanchista y sectaria de José Luis Rodríguez Zapatero. A decir verdad, el político gallego, de haber sido fiel al ideario de la mayoría de sus propios votantes, pudo abolir la ley de memoria histórica (debió hacerlo) y no lo hizo. Incluso, habiendo gozado de una aplastante mayoría de diputados, pudo y debió cambiar la ley electoral, y no lo hizo. Con el trascurso de su ejercicio de gobierno, sin embargo, sí que acabó cargando la crisis a la clase media, con el resultado de que en la actualidad la mayoría de la clase media española ha visto con alarme creciente disminuido su poder adquisitivo y... 
 
 

El partido de Pedro Sánchez es el primero o el segundo más corrupto de entre todas las fuerzas políticas españolas (¡quién en España más corrupto que el hipermillonario José Bono!, ¡quién más corrupto que el mismísimo Felipe González, alias Tigrecán!): codo a codo con el Partido Popular, PP y PSOE son en materia de corrupción lo que Bill Gates y Amancio Ortega en materia económica: si estos se disputan año tras año el trono de ser la fortuna número uno del mundo, PP y PSOE...



El partido del presidente Pedro Sánchez ha recortado desde 1978, en derechos laborales y sociales, lo que no está en los escritos. Pero como la cosa es alcanzar el poder a toda costa, pactando con el diablo si hubiera menester, en la tesitura actual y para complacer los votos de la derecha separatista vasca, no le queda más remedio que mantener unos presupuestos con el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples) congelado en 537€ 84cts. mensuales, ¡y viva la clase obrera!, ¡vivan los descamisados!
 
 
 

Como que ya lo sostengo yo mismo, varios párrafos más arriba: derecha e izquierda (concetos, que diría Pepiño Blanco, desgastados por el uso, casi insignificantes hoy) están al servicio del capitalismo liberal globalista, al servicio de los dictados del Nuevo Orden Mundial.
 
 


Y por no tener, ni un gesto de mínima decencia ha tenido al final el ectoplasmático Rajoy, gesto que solo podía pasar por presentar su dimisión y así tratar de obstruir la llegada al poder de la nación de esa coalición conformada por socialistas, podemitas y separatistas vascos y catalanes(golpistas, no lo olvidemos, en la mejor tradición golpista y guerracivilista de la Ezquerra Republicana y del PSOE) vascos y catalanes.
 
 

En definitiva, España ahora de la mano de partidos que se empeñan en abanderar la lucha contra la corrupción cuando lo cierto es que en las filas de varios de estos partidos coaligantes se han dado algunos de los más escandalosos o escabrosos casos de corrupción en la historia de la reciente democracia española. Y todo esto por la cobardía de Mariano Rajoy y la felonía de un personaje sin escrúpulos que, por llegar a La Moncloa al precio que sea, sea como sea... y de paso, asegurarse vitaliciamente una pensión.



En esta hora, inevitablemente me viene a la mente la idea, la intuición, la propuesta de san Agustín (de Hipona): "La ciudad de Dios..." Me temo que con el flamante Pedro Sánchez en el poder presidencial de la nación, la idea agustiniana de ciudad de Dios será aún más sepultada por las exigencias e imperativos de la ciudad secular alejada de Dios, entregada al laicismo más extremo, la degeneración moral generalizada, el neopaganismo, la apostasía... A todo esto va a contribuir e igual ni lo sabe, el señor presidente Pedro Sánchez.


Como que todo está escrito (profetizado).


Postdata: es de justicia que obliga dejar constancia por escrito de que creo recordar que fue el gran san Juan de Ávila quien sentenció que el arte de la política es, luego o en segundo lugar detrás de la contemplación propia de la vida monástica, la forma más noble de ejercer la caridad con el prójimo. Por esto, en esta postdata no puedo dejar de reconocer que yo mismo creo haber conocido a personas honestas en todas las organizaciones políticas habidas y por haber, en todas las tendencias ideológicas que quepa imaginar. Personas que, al menos a la luz de sus obras, manifestaban una actitud de servicio en su quehacer político partidista, ciertamente. 



Y aún una última consideración. Desde posiciones situadas a la derecha de Vox, se acusa a esta formación política de "blanda" por lo que dice o toca del rechazo identitario a la inmigración. Vox es una formación política decantadamente de derechas, proclamadora de una declarada identidad nacional española, crítica con los flujos migratorios (especialmente con los de origen o procedencia islamista, no tanto con los procedentes de Iberoamérica), crítica con las autonomías, crítica con la ideología de género y el feminismo, empeñada en caminar hacia la supresión total del aborto -aunque Vox no es antiaborto 100%, quede claro-, Vox se reconoce en los valores de la tradición judeocristiana y grecolatina conformadora del ser de Europa por más que Vox no sea de manera oficial confesionalmente una formación política católica... Y sin embargo, desde ciertas posiciones de extrema derecha filofranquista se acusa a Vox de ser en exceso blanda con la inmigración ilegal.



Es más: el periodista canario Pepe López, muy de derechas él, muy franquista y auténtica bestia negra de las izquierdas y la progresía, apuesta por Vox; sin embargo el también periodista y escritor Enrique de Diego, ex de Intereconomía y ahora impulsor del digital Rambla Libre, se muestra muy crítico con la formación presidida por Santiago Abascal, a quien acusa de ambicioso oportunista y pesetero, político profesional y teatrero.




A decir verdad, lo que pretendo llevar a la consideración con lo señalado en el apartado precedente, es que tanto en las izquierdas como en las derechas se da una actitud cainita mortal de necesidad: es un hecho que hay una división tremenda en un bando ideológico y en el otro: personalismos y protagonismos que, lo más probable, más que aunar esfuerzos, debiliten, dividan. Y si aceptamos como verdad universal que la unión hace la fuerza, ¿por qué la como inevitable tendencia a poner siempre de “manifiesto impedimento” lo que desune y no lo común que pudiera unir?



Si bien a mí, asqueado que estoy ya del ideario de las izquierdas, con el que he crecido engañado por demagogos y farsantes (con todo su programa político de laicismo, globalismo o multiculturalidad, aborto, feminismo radical, ideología de género, relativismo, homosexualismo, ingeniería social, mentalidad antinatalista, invierno demográfico, concesiones al separatismo golpista y terrorista, memoria histórica, eutanasia, marxismo cultural, odio a Cristo y a su Iglesia...), ¿por qué ha de preocuparme la desunión de las izquierdas, si resulta que cuando las izquierdas llegan al poder acaban arruinando la economía?



¿Por qué ha de quitarme el sueño la demagogia de progres, comunistas y filocomunistas que bla bla bla proclamando el mantra de la justicia social y la sociedad socialista sin clases ni explotados ni explotadores, sociedad utópica  que precisamente nunca se hace realidad sino todo lo contrario cuando progres, filocomunistas, separatistas, socialistas y comunistas llegan al poder?



¿Por qué ha de quitarme el sueño que mequetrefes indignos, moral, intelectual y políticamente hablando, como el Echenique (sí, el Echeminga Dominga, hijo putativo del marxismo, amigote el Echenique de dictaduras comunistas odiosas como la de los hermanos Castro en Cuba y la de Maduro en Venezuela), a falta de argumentos mejores se dedique a llamar "fascistas, violentos y fachas" a personas que se sienten patriotas, simpaticen más o menos con Vox, compatriotas de un ´país que precisamente a este mindundi descerebrado le ha dado todo lo que tiene y al que él sin embargo desprecia y contribuye a destruir?



¿Por qué ha de importarme que los progres, que por lo común viven muy aburguesadamente, llamen "fachas, neofascistas, xenófobos y de extrema derecha" a todos los que, políticos o no, reivindican cada vez más por toda Europa unas políticas de inmigración distintas a las actuales impulsoras de esta auténtica invasión que estamos sufriendo?



¿Por qué ha de importarme la demagogia de los progres -que por lo común viven muy aburguesadamente-, cuando mienten tratando de hacernos creer que la sanidad para todos es un deber del Estado para todo quisque, cuando lo cierto es que la sanidad pública y gratuita es un derecho que se adquiere por nacionalidad y por cotización, por más que sin duda la atención sanitaria deba poder prestarse a toda persona que la necesite en circunstancias y episodios de elemental socorro humanitario, pero sin que tal necesidad haya de convertirse en un derecho adquirido al margen de la nacionalidad, la cotización y el respeto a las normas de convivencia que a sí misma se ha otorgado la sociedad acogedora de los flujos inmigrantes?   





2 de junio, 2018. Luis Henríquez Lorenzo: profesor de Humanidades, educador, bloguero, escritor, militante social.






 


 

 
  

miércoles, 30 de mayo de 2018

"El futuro de Europa a la vuelta de la esquina"
 
 
 
 
También el Imperio Romano era civilizado, de hecho la cuna de la civilización occidental: juntamente con la herencia cristiana y la cultura griega, las tres patas, bases o fundamentos de la civilización occidental. Y sin embargo acabó ahogado en su propio vómito de degeneración moral (bacanales, vomitorium, venereum…) y de múltiples crisis y desajustas internos y amenazantes invasiones bárbaras.Resultado de imagen de europa descristianizada
 
 
Pues lo mismo contemplamos que está sucediendo con la vieja y cansada Europa, secularizada y descristianizada a más no poder, sumida en la más espantosa de las apostasías que quepa siquiera imaginar. Con una natalidad por los suelos que no garantiza el relevo generacional ni garantizara siquiera las pensiones en buena parte de los países del Viejo Continente, y con una inmigración invasora que no cesa -es más, auspiciada por el NOM del maquiavélico George Soros, apuntalada por las permisivas políticas europeas, más el guiño cómplice de Bergoglio y toda esa restante compañía conformada por los tontos útiles del marxismo cultural: feminismo, animalismo, globalismo, homosexualismo, relativismo, indiferentismo religioso...-, el panorama en Europa no puede ser más desolador.Resultado de imagen de europa descristianizada
 
 
Sí: reparemos en Irlanda: imágenes de miles de mujeres manifestantes, sin duda feministas (y por extensión, globalistas, perroflautas, laicistas, relativistas, ateas, agnósticas, librepensadoras, neomarxistas, ecoterracentristas, homosexualistas, animalistas...), no pocas de ellas habrán abortado, celebrando jubilosas (cánticos, risas, júbilos, fiesta, saltos, aplausos, vítores, vivas al supuesto derecho al aborto, llantos de emoción, histeria colectiva...) el triunfo democrático del sí al aborto en Irlanda, por la mayoría clara de un 66'4%. ¡En la católica Irlanda!
 
 
Qué panorama. Pero todo lo que sucede escrito está (profetizado): la Gran Apostasía del comienzo del final de los tiempos en que ya estamos; la filtración de la masonería y de ideologías mundanas en la Iglesia; el advenimiento próximo del Anticristo; la perspectiva de la Parusía... De manera que ¿encontrará fe el Hijo del hombre a su regreso a la tierra?
 
 
30 de mayo, 2018. Luis Alberto Henríquez: profesor de Humanidades, educador, escritor, bloguero, militante social.

lunes, 28 de mayo de 2018

"Sí, todo sea por las curas de humildad"



Agustín Camino de la Hoz para Infocatólica...


Sí, estoy de acuerdo contigo: no debemos juzgar; en verdad, nadie está libre de esta tentación, ningún fiel católico, yo el primero en sufrir tal tentación. Sin embargo, no sé si es por esa tendencia que bien señalas, tan propia de pecadores por cierto, de mirar la paja en el ojo ajeno antes que la viga en el propio, es por lo que yo mismo, ay triste de mí, ay infeliz, a veces creo comprobar, desde el intento de aplicación del ver, juzgar y actuar, cómo son precisamente muchos católicos progresistas los que se hinchan a zaherir a la Iglesia; si tú supieras, de la peor manera, llamando incluso dictador y ex nazi al Papa actual, demencial. Y esto tampoco, oye, no es de recibo.Resultado de imagen de humildad


No sé tú, pero yo he estado, no hace de ello mucho, en contubernios progresistas, y te puedo asegurar que lo más bonito que he oído decir en tales sitios al Papa es bonito, ingenuo o inocente; de insultos e injurias, los que tú quieras, imagínatelos con libertad, no te vas a quedar corto, te lo aseguro. Y oye, ya sé lo de la viga en el propio ojo y la paja en el ajeno -gracias por recordámelo, por recordárnoslo, nunca está de más, el cristianismo exige conversión vitalicia-, pero esa clase de insultos, pues que no.Resultado de imagen de humildad frases



Resultado de imagen de humildad frases
Añadir leyenda
En contubernios progres he llegado a estar en los que con total tranquilidad y normalidad se hacía apología del feminismo de género (aborto, contracepción y homosexualidad y incluidos), del antimagisterio por sistema -soy o sería el primero en reconocer que, en efecto, la vida de la gracia, de la fe y de la conformidad con la recta doctrina no es uniforme, de una pieza, recta siempre, etcétera, pues está sujeta a error, duda, perplejidad...-... Y esto, sinceramente, también desde la exhortación evangélica a no juzgar para no ser juzgados, tampoco.


En definitiva, lo reconozco: yo también juzgo, y reconozco que alguna que otra viga puede que nuble mi vista y mi ulterior entendimiento. Sin embargo, al menos quiero aceptar la autoridad del Magisterio, y la respeto; empero, permíteme: buena parte de la progresía católica insulta al Papa, a los obispos, a menudo con injurias ruines. Y no hacen más que meter tijera en el depósito de la fe, en nombre del progreso progresista y de las reformas. Y esto tampoco (28/02/10 8:47 pm).


28 de mayo, 2018. Luis Henríquez Lorenzo: profesor de Humanidades, educador, escritor, bloguero, militante social.