martes, 23 de abril de 2013

"Fiel a la Iglesia católica, pese a todo: pese a mis muchos pecados y tentaciones, pese a los de la propia Iglesia (XCIV)"




En este post que trata de la “llamada al orden” (doctrinal) hecho por la Congregación para la Doctrina de la Fe a las religiosas de USA (por sus siglas, LCWR), me gustaría añadir el siguiente comentario: es completamente injusto utilizar la figura de monseñor Óscar Romero contra la Iglesia católica. El obispo mártir salvadoreño -cuyo proceso de beatificación acaba de “desbloquear” el papa Francisco-, y hombre de santa virtud cristiana, en palabras del emérito Benedicto XVI, es un obispo de la Iglesia católica. Fue un hombre de la Iglesia, plenamente ortodoxo en su doctrina; así pues, fiel hijo de la Iglesia. Mientras que en Atrio hay algunos foristas empeñados en utilizar a Óscar Romero como arma arrojadiza contra la Iglesia católica. Lo cual es hacer un uso ruin y torticero y manipulador de una figura de la talla de monseñor Óscar Romero, ejemplar hijo de la Iglesia universal, hombre fidelísimo a Cristo, a su Iglesia y a los Pobres.
 
En todas las familias hay conflictos, incluso en las familias formadas por dos, hombre y mujer, sin hijos. Imaginémonos en esa familia de familia que es la Iglesia, compuesta ya por más de 1.200.000.000 de miembros.

Buen día.

Publicar un comentario