martes, 23 de abril de 2013

"Fiel a la Iglesia católica, pese a todo: pese a mis muchos pecados y tentaciones, pese a los de la propia Iglesia (CVI)"


luiskanarioXXV

Comprendo las palabras del papa Francisco; así que no me sorprenden.



La buena noticia sobre Jesús, el Señor, el Cristo, el Hijo del Dios vivo, se la debemos a la Iglesia. Asimismo, si entendemos que originalmente la Iglesia nace para dar cumplimiento al "Id y predicad al mundo entero la Buena Nueva, esto es, el Evangelio"...


Hasta aquí ningún problema, ha de ser así. Pero papa Francisco, usted mismo lo ha reconocido recientemente: muchos "arribistas y bandidos" (sic) han ido penetrando en la Iglesia con la malévola intención de servirse de ella, de la Esposa de Cristo, para fines que no suelen coincidir con la opción por el Reino de Dios y su justicia.


Y en este mismo orden de cosas, se ha ido mundanizando tanto la Iglesia,... Tanto, que a menudo mucha gente eclesial actúa como escándalo u obstáculo para la evangelización en fidelidad al Magisterio, papa Francisco. ¡Parecen mayoría los fieles que pasan del Magisterio!


Y mientras los jóvenes ¿dónde están en la Iglesia? ¿Y la clase trabajadora, o lo que queda de ella, entre la crisis implacable que golpea y el proceso de aburguesamiento de la clase obrera? Y los matrimonios jóvenes cristianos militantes ¿dónde quedan? 


Me quedo con la música de Beethoven, que escucho ahora; ustedes me lo quieran disculpar.
Publicar un comentario