martes, 23 de abril de 2013

"Fiel a la Iglesia católica, pese a todo: pese a mis muchos pecados y tentaciones, pese a los de la propia Iglesia (CV)"


luiskanarioXXV

El papa Francisco denuncia que hay trepas en la Iglesia (calcula él mismo que deben ser muchos, solo Dios conoce con exactitud). Es cizaña mezclada con el trigo; aunque claro, trigo y cizaña somos todos los humanos, trigo y cizaña mortal.


Y ha exhortado el Papa en la dirección correcta: los pastores han de oler a oveja, han de acercarse a la gente, y no ser meros burócratas del culto. Quizá la ha dicho el papa Francisco porque en la actualidad muchos sacerdotes no parecen, en efecto, sino meros funcionarios de lo sagrado. Y pasotas: les cuentas algún problema y no es raro que parezcan ni inmutarse, como sin con ellos no fuese la cosa. Pero bueno: entre mi grupo de íntimos no creo que figure ningún cura, mucho lo siento, papa Francisco, que tú sí pareces buena gente.


También nos ha puesto sobre aviso: "Huyan de la tibieza, que lastra a la Iglesia, la hace menos creíble a los ojos del mundo, lleno de materialismo, pansexualismo e increencia".


Vale, completamente de acuerdo. Es un reto que he de tomarme en serio en primer lugar yo mismo, mediocre que soy, tibio y pecador. Pero y las autoridades de la iglesia católica, papa Francisco, tan dadas a amparar a trepas, mediocres, pelotas, mundanizantes, arribistas, enchufados y tibios, ¿están haciendo realmente algo no para juzgar a todos esos "indignos" -Dios es juez, el Juez Misericordioso-, sino para "reformar" la Iglesia desde el Espíritu de Dios?


Tengo serias dudas al respecto, pero ojalá me equivoque.


Saludos de tarde.

Publicar un comentario