martes, 9 de abril de 2013

"Fiel a la Iglesia católica, pese a todo: pese a mis muchos pecados y tentaciones, pese a los de la propia Iglesia (LXVII)"



Rodrigo Olvera:
 
Si es así como tú dices, estoy de acuerdo contigo.
 
Es más: el papa Pío IX, que es santo, fue el último Papa monarca en firmar sentencias de muerte, si no fallan mis datos. Lo cual es una monstruosidad, se mire por donde se mire y a pesar del “respeto histórico” a la mentalidad de la época.
 
El problema de la aceptación del Magisterio es complejo; más bien creo que lo que quiero dar a entender es que en mí existe una suerte de predisposición (buena voluntad, sintonía, “buen rollo”, dirían los jóvenes de hoy día) a creer con el Magisterio, cum Petro et sub Petro, lo cual no está exento de dificultades y perplejidades, ciertamente, pues considero que la comunidad católica latina, o sea, la Iglesia católica que secularmente conocemos en España (lo he reconocido en Atrio de mil maneras y en otras tantas ocasiones), no es solo santa y buena y justa y testimonial y y noble, sino que es pródiga en comportamientos hipócritas, inhumanos, cínicos, canallescos y hasta miserables (como ven, no ahorro calificativos, con lo cual reconozco que me lloverán a mí también las descalificaciones).
 
Nada más. Saludos.

Publicar un comentario