martes, 23 de abril de 2013

"Fiel a la Iglesia católica, pese a todo: pese a mis muchos pecados y tentaciones, pese a los de la propia Iglesia (CVII)"


luiskanarioXXV


Esto que afirma Kaoshispano en su comentario sí lo comparto: "laicos mundanos que quieren ser funcionarietes de por life".

Son abrumadora mayoría hoy, están por todas partes en la Iglesia católica. Muchos jamás han sido militantes, y no es que no tengan por modelo a obispos como Dom Hélder Cámara -pongamos-, es que no saben ni quién fue. Y si están ahí es porque los curas y los obispos, incluso los obispos, quieren.

No les hables, si son ellas, de formar una familia cristiana militante abierta a la vida y a la solidaridad y a la espiritualidad conyugal, pues aunque vivan en lo profesional gracias a la Iglesia, pasan de tomarse muy "radicalmente" en serio la doctrina de la propia empresa que les da de comer. Y si siguen estando "ahí" es porque curas y obispos así lo quieren.

Bueno, hasta aquí mi denuncia. No sacas nada práctico con hacerlo; todo lo contrario: lo que sueles sacar es que los propios denunciados, o que se sienten denunciados, te acusen de cátaro, odiador, resentido, envidioso, fanático...

Asimismo, los curas y religiosos y religiosas profesos ( y hasta los obispos llegado el caso), por lo común, salvo honrosas excepciones, pasarán de uno, mirando, como poco, para otro lado.

Y el mundo, así las cosas, seguirá dando vueltas y más vueltas... En tanto la Iglesia católica, salvo los innúmeros testimonios de auténtica fe entregada que nunca faltan, seguirá pareciendo demasiado al mundo y poco, cada vez menos, al Evangelio.

Publicar un comentario