sábado, 13 de abril de 2013

"Fiel a la Iglesia católica, pese a todo: pese a mis muchos pecados y tentaciones, pese a los de la propia Iglesia (LXXIV)"



El papa Bergoglio-Francisco (empleo la expresión del argentino Sergio Zalba en su artículo que nos convoca), a los miembros de la Comisión Bíblica Internacional presidida por el arzobispo G.L. Müller les agradeció su labor de profundización en la Palabra, también llamada Divina Revelación, Biblia, Sagradas Escrituras.
 
Y no quiso perder ocasión de recordarles, precisamente a los miembros presentes de tan importante dicasterio (no estoy seguro de que propiamente lo sea, pero para los efectos es lo mismo), lo específico católico de la recepción de las Sagradas Escrituras: estas se reciben y sancionan y validan o legitiman desde la Tradición viva de la Iglesia, y desde el Magisterio, del que el Papa es el principal garante. En esto, los católicos se diferencian radicalmente de los cristianos hijos de la Reforma, y aun de los cristianos seguidores de la Ortodoxia, que si bien cuentan con buena parte de la Tradición común con la Iglesia católica romana, y ni que decir que con ese lugar teológico fundante que son las Sagradas Escrituras, no cuentan con un magisterio a la manera del Magisterio católico.
 
De modo que yo lo que sigo apreciando es que el papa Francisco está abriendo la vía de una reforma en la Iglesia universal, no desde la ruptura con la Tradición y el Magisterio -se da por ello que no puede haberla con la Palabra de Dios-, sino desde la fidelidad a ambas.
 
Ciertamente (véase al respecto la Dei Verbum del Concilio Vaticano II), para la Iglesia católica la Palabra de Dios no queda exclusivamente contenida en un libro (la Biblia). Empleando una terminología propia del lenguaje cinematográfico, diríamos que en una especie de “fuera de campo” con respecto a las Sagradas Escrituras se encuentran la Tradición y el Magisterio, “trípode” donde acontece el misterio de la fe y su concreción doctrinal sin oposición entre uno y otro lugar teológico.
 
Buen sábado.

Publicar un comentario