sábado, 13 de abril de 2013

"Fiel a la Iglesia católica, pese a todo: pese a mis muchos pecados y tentaciones, pese a los de la propia Iglesia (LXXII)"



En su discurso a la Pontificia Comisión Bíblica, presidida por el arzobispo G.L. Müller, el papa Francisco no hace sino recordar cuáles son las "tres patas" axiales o puntales de la fe cristiana según la ha entendido desde siempre la Iglesia católica. Así, la Tradición (apostólica), que antecede incluso a la Sagrada Escritura y la acoge, la sanciona como válida (operación de "falsación", según la terminología del filósofo Popper, que en rigor o justicia no pueden acometer los cristianos protestantes, pues estos carecen de esa Tradición), la Sagrada Escritura, el Magisterio.

Las tres se iluminan recíprocamente. Son "lugares teológicos" en los que acontece el misterio de la fe. Lugares teológicos a la vez iluminados por otros lugares teológicos "auxiliares": los sínodos, las grandes corrientes de espiritualidad, el testimonio de los santos, la razón, el diálogo con la cultura...

Saludos. Buen día.
Publicar un comentario