viernes, 3 de mayo de 2013

"El papa Francisco da la bienvenida al papa Benedicto"


Ambos papas, ni que recordar habría que son pecadores, falibles... Han protagonizado aciertos, y se han equivocado... y se equivocan.


Pero para mí es muy cierto que son hombres de Dios (buenos discípulos de Jesucristo), y fieles a la Iglesia universal. A la que querrían reformar haciéndola más fiel al Evangelio -aunque igual tampoco ellos mismos estarían dispuestos a asumir todo lo que ello comportara-.

Con todo, querido Benedicto XVI: la dictadura del relativismo que usted tanto ha denunciado, está muy pero que muy metida en la Iglesia católica. Por causa de ella, tenemos todos esos católicos "tibios o satélites" de que habla el papa Francisco. Ustedes dos denuncian lo mismo con terminología diferente.

Yo por mi parte lo que creo es que la Iglesia que ustedes dos seguro que mucho aman, está muy mal: mundanizantes, burócratas, advenedizos, figurones, antinatalistas, trepas y meros enchufados viven a costa de ella. Y es así sobre todo porque no pocos curas y obispos consienten todo esto.

Luis Henríquez. 3 de mayo, 2013.
Publicar un comentario