jueves, 9 de mayo de 2013

"Un apunte sobre los 'escraches'"




Leo este artículo de Javier Gallego, joven periodista de La Ser, titulado “Escraches”, y no puedo sino pensar en el periodista Federico Jiménez Losantos, de EsRadio, Libertad Digital y ahora Intereconomía.
 
Jiménez Losantos sataniza a los que practican el “escrache”. A algunos (léase Ana Colau, la de la plataforma contra los desahucios), los carituriza de mala manera. El veterano periodista y escritor aragonés, marxista maoísta hasta los 29 años de edad y hoy brillante y muy mediático e influyente intelectual liberal, los considera poco menos que delincuentes.
 
En realidad, en Canarias muchos consideramos que hay un manifiesto delincuente de la política partidista,  en las filas del Partido Popular, y en el gabinete del señor Rajoy, en su equipo de Gobierno. Ya lo han adivinado algunos: me estoy refiriendo a José Manuel Soria, ministro de Industria y Turismo. En Canarias, cualquier persona mínimamente ligada a los movimientos sociales (incluso yo, que ahora estoy más bien como en la retaguardia con respecto a los movimientos sociales, por razones que no vienen ahora al caso), coincidirá conmigo en afirmar que el señor José Manuel Soria es un verdadero maquiavélico de la política, en la que está para enriquecerse él y los suyos, y para la salvaguarda de los intereses de las clases más pudientes de la sociedad.
 
Pues bien, el señor Jiménez Losantos despotrica contra los “escraches”, sataniza a quienes los protagonizan o perpetran, pero cierra filas en torno al ministro Soria, cuya gestión adorna con loas. Y entonces, claro, uno se pregunta que por qué, ¿cómo es posible?
 

Nota: no dudo de la capacidad intelectual del señor Jiménez Losantos, que me parece muy considerable, ni por supuesto de su alto nivel de competencia periodística, capaz de manejar una sobresaliente información sobre la actualidad política española. Pero persiste mi duda: ¿Por qué los “escraches” son malos malísimos para este periodista, y empero el ministro José Manuel Soria (detestado en Canarias, me atrevería a decir que por el 99′5% de los activistas sociales) es cojonudo?

Luis Henríquez. 9 de mayo, 2013.

Publicar un comentario