jueves, 9 de mayo de 2013

"¿Por qué un sí incondicional al papa Francisco frente a un sí condicional a Berty Russell? (IX)"


Mientras un servidor se dedica a la ingrata tarea de la denuncia profética (que servirá sobre todo para la mofa, la rechifla y la difamación perpetradas contra mí por muchos, eclesiales y extraeclesiales), los trepas, burócratas, antimilitantes, mundanizantes, antinatalistas, mediocres, figurones, arribistas y meros enchufados que viven de la Iglesia católica sin servir a la construcción del Reino de Dios y su justicia...


Con palabras más autorizadas y serenas que las mías lo está reconociendo el Papa: "Ojo con ser cristianos tibios, ojo con ser cristianos satélites, atención con la tentación de la prudencia mundana, advertencia a los arribistas y carreristas que están en la Iglesia no para servir al Reino sino para la salvaguarda de sus intereses partidistas"...


En fin; menos mal que me espera el calvinista Paul Schrader, con su estupenda Aflicción, con un magistral Nick Nolte; también rayan a buena altura James Coburn, Sissy Spacek y Willem Dafoe, este último quien protagonizara el Jesucristo muy existencial y agónico de Martin Scorsese en  La última tentación de Cristo.

Luis Henríquez. 9 de mayo, 2013.
Publicar un comentario