martes, 7 de mayo de 2013

"Fiel a la Iglesia católica, pese a todo: pese a mis muchos pecados y tentaciones, pese a los de la propia Iglesia (CXXXIV)"



Ya: "Los jesuitas ofrecen al Papa todos los recursos de los que dispone la Compañía".

Está bien. No tengo duda alguna sobre que la Compañía de Jesús dispone de muchos recursos buenos, de todo tipo (pastorales, intelectuales, publicaciones diversas, centros culturales, centros de estudio...). Sin embargo, la Compañía de Jesús ha sido -y es- punta de lanza del progresismo eclesial y extraeclesial. Ciertamente, no pocos aspectos del progresismo eclesial y extraeclesial son loables, buenos, justos, etcétera. Pero no es menos cierto que el progresismo plantea una permanente "enmienda contestataria" disidente contra el Magisterio. Y a ella ha jugado y juega buena parte de la Compañía de Jesús.

Luis Henríquez. 7 de mayo, 2013.

Publicar un comentario