martes, 28 de mayo de 2013

"Para un guiño a Mario Benedetti"




 19/5/2009







Lo que pueden enseñarnos los ateos, los agnósticos, los librepensadoresAsí las cosas, yo no soy quién para inmiscuirme en los asuntos de DIOS, que es quien va a juzgar a Benedetti; me he de limitar a analizar y a tratar de comprender al Benedetti que nos es conocido por sus libros y por sus conferencias y pronunciamientos más o menos públicos o privados. 

Por lo demás, con respecto a mi decálogo para bien ligar, creo que lo que he hecho es un simple juego; quien lea con detenimiento se dará cuenta de que en realidad yo estoy en contra de que esa sea la actitud de muchos que desean ligar y ligar. Pero en fin, será cuestión de gustos estéticos.

Y nada más. Dios Y María bendigan tu vida; la sigan bendiciendo.


Luis Henríquez. 28 de mayo, 2013.


Naturalmente que sí, Cándida Sofía: solamente DIOS conoce la fe o no fe crística de Mario Benedetti. Sin embargo, o no me he explicado bien o no me has entendido, pues yo no necesito, para aceptar la grandeza personal, moral y literaria de Mario Benedetti, reconocer que fue en el fondo un cristiano, un católico, anónimamente, acaso un poco a la manera de lo que quería Karl Rahner con lo de su cristianismo anónimo o cristianos anónimos. Si lo fue o no lo fue en su intimidad, allá él en sus cuentas con DIOS. Para mí, Benedetti fue un excepcional escritor, un hombre solidario y buena gente, por supuesto que inmensamente más solidario y comprometido por la justicia que muchos y muchas que nos decimos cristianos y que somos unos perfectos conservadores espiritualistas y desencarnados. La Iglesia católica está llena de gente así, incluso entre los que profesionalmente viven de la Iglesia...Lo que nos enseñan los agnósticos, los librepensadores, los ateosNaturalmente que sí, Cándida Sofía: solamente DIOS conoce la fe o no fe crística de Mario Benedetti. Sin embargo, o no me he explicado bien o no me has entendido, pues yo no necesito, para aceptar la grandeza personal, moral y literaria de Mario Benedetti, reconocer que fue en el fondo un cristiano, un católico, anónimamente, acaso un poco a la manera de lo que quería Karl Rahner con lo de su cristianismo anónimo o cristianos anónimos. Si lo fue o no lo fue en su intimidad, allá él en sus cuentas con DIOS. Para mí, Benedetti fue un excepcional escritor, un hombre solidario y buena gente, por supuesto que inmensamente más solidario y comprometido por la justicia que muchos y muchas que nos decimos cristianos y que somos unos perfectos conservadores espiritualistas y desencarnados. La Iglesia católica está llena de gente así, incluso entre los que profesionalmente viven de la Iglesia...

Publicar un comentario