lunes, 6 de mayo de 2013

"Dicen los de PROCONCIL"


¿Pará qué esto de PROCONCIL ("por un nuevo concilio en la Iglesia universal"), si resulta que muchos fieles católicos (yo diría que la mayoría, tal vez yo mismo entre ellos, a mi pesar) ni se conocen el Vaticano II, esto en primer lugar, y luego otros tantos que se lo conocen, pasan de sus enseñanzas?



¿Será que se quiere un nuevo concilio con la idea de sepultar la enseñanza del Vaticano II? ¿Será que se está en PROCONCIL para seguir dando la matraca con lo de la ordenación ministerial de la mujer, con lo de aceptar la homosexualidad, con lo de aceptar el aborto en algunos supuestos, con lo de aceptar que las sectas cristianas también son Iglesia, con lo de aceptar los derechos sexuales y reproductivos de la mujer...?

Me gustaría que alguien me informara con más detalle sobre las bondades de los defensores de PROCONCIL -intentaré por mi cuenta buscar información al respecto-, pero por lo que hasta ahora sé, PROCONCIL es punta de lanza del progresismo eclesial. Progresismo eclesial que yo al menos no rechazo en bloque, no, para nada, pero cuyas líneas maestras que ya he enumerado (esto es, aborto sí, homosexualidad sí, contracepción sí, feminismo de género sí, ordenación ministerial de la mujer sí, relativismo teológico sí, buenismo ecumenista sí...), me chirrían.

Pero ¡qué coño! Considerando yo ahora lo de la iniciativa de PROCONCIL cuando resulta que la hipocresía eclesial, la muy ruin y miserable, ha pasado de mí, de mi vida, de mi causa, de mis urgencias y mi menesterosidad, como del agua sucia...

Luis Henríquez. 6 de mayo, 2013.


  
Publicar un comentario