sábado, 4 de mayo de 2013

"¿Algunas cosillas de Frei Betto?"



Creo que Frei Betto se equivoca en la valoración que se permite hacer del marxismo en general y del castrismo en particular, si bien él tiene una visión directa del castrismo, pues visita la isla caribeña, la "Perla del Caribe", cada dos por tres.

De todas formas, bloguer, si lo llamas "rata" los que te lean, más o menos partidarios del teólogo dominico brasileño, podrán fácilmente rebatirte a base de echarte en cara esos insultos. Pero bueno, es cosa tuya el opinar así.

De todas formas, Frei Betto ha sido un luchador social, ha sufrido cárcel por causa de la justicia; que en los últimos lustros y aun décadas, se haya decantado por la dictadura castrista... En fin, nadie es perfecto (ni siquiera el gran Billy Wilder con su cine). Pero creo que habría que reconocer también lo bueno que ha podido hacer.

Frei Betto ha sido un militante cristiano; lo es aún. Un militante no poco secularista o laicista, muy probablemente, aunque igual no está de acuerdo en todo con el ideario progre. Yo al menos desconozco casi todo sobre ese particular. Por ejemplo, Juan Masiá y Teresa Forcades, que son muy progres, muy heterodoxos, son partidarios del aborto en algunos supuestos (aunque no creo que lo sean del aborto libre), pero creo que José María Castillo, exjesuita, y González Faus, jesuita, veteranos teólogos "progresistas", son más tradicionales en rechazar el aborto, más fieles a la postura del Magisterio. Así que no todo me parece igual.

Postdata
: desde el 25 de diciembre pasado hasta hoy, en apenas 4 meses y 8 días, he recibido en mi blog 3250 visitas; 215 comentarios; 185 entradas. Poca cosa, pero menos es nada. Creo que muchos que viven de la Iglesia en lo profesional sin servir a la Iglesia como esta "en teoría" desea ser servida, no se dignan ni mantener un blog, que exige su dedicación. Y mi blog es supersencillo, recibe muy pocas visitas, pero menos es nada.

Antes ni te ofrecí agua, en mi casa, disculpa; ni se me pasó. Si puedes suprime esto; si no, lo publicas así, o lo borras, como veas.

El gran problema, ya sabes, es la Iglesia católica: militancia, poca en comparación con toda la burocracia de arribistas, trepas, desencarnados, advenedizos, figurones, antinatalistas... Mujeres jóvenes católicas "enchufadas" en trabajos de la Iglesia que se escandalizan solo por uno desear formar un matrimonio cristiano militante...

Es una angustia tan mayúscula la que se experimenta por ello que, en efecto, si no la interpretas como obra del Inicuo en la Iglesia, te puedes desquiciar. Y ojalá las cosas mejoren, porque siempre en la Iglesia aparecen testimonios de santidad de vida cristiana, pero desde luego, el derrumbe moral es tan gigantesco...

Vale.


Publicar un comentario