martes, 29 de enero de 2013

"Fiel a la Iglesia católica, pese a todo: pese a mis tentaciones y pecados, pese a los de la propia Iglesia (XVI)"


D. Demetrio Fernández (actual obispo de la Diócesis de Córdoba, España):

Solamente un puñado de miles de matrimonios católicos en España es fiel a la enseñanza de la Iglesia católica en materia de sexualidad humana y fertilidad. Esta es una verdad “a todo grito” o un secreto a voces. Lo sabe casi todo el mundo, incluidos ustedes, pastores de la Iglesia católica, me supongo. Y reconocerlo así no es juzgar a nadie en particular, con nombres y apellidos. Es una evidencia que se impone por la fuerza de los hechos; no hay vuelta de hoja.
No hay más que ver lo “adelgazadas” que siguen las familias formadas por bautizados. O lo que es lo mismo: ¿En qué diócesis española abundan las familias jóvenes con 3, 4, 5, 6, 8, 10, 12 hijos…? ¡En ninguna! Casi han desaparecido. Y empero lo cierto es que ese tipo de familia es la consecuencia o fruto normal de tomarse en serio la doctrina de la Iglesia católica… ¡Que ni la mayoría de “teólogos” y “teólogas” seglares parece tomarse en serio, monseñor! Y a esos teólogos y teólogas los colocan ustedes en sus puestos, no yo, que nada puedo, más que patalear y poco más (y sufrir asimismo el anatema de resultar un puteado-apestado por algunos de ustedes).
Por tanto, repito -por enésima vez ya, cansinamente, hasta aburrir a las ovejas, a todos los rebaños posibles-: ¿En qué quedamos, monseñor?
Casi nadie se toma en serio hoy día esa enseñanza tradicional que usted expone, que es la de la Iglesia católica -no son inventos míos-. ¡Casi nadie de los jóvenes que van a misa! Aunque enseñen Teología en facultades teológicas, Religión en la escuela, Matemáticas en la otra… Nada. ¿No se da usted cuenta de que casi nadie le hace caso? Ni a usted, ni al Papa… La Iglesia católica -salvo honrosas excepciones que solamente Dios conoce en profundidad- está mundanizada a tope, radicalmente; a más no poder…
Es más: yo que en un portal como este me hago eco de la doctrina al respecto de la Iglesia católica -portal al que siempre agradeceré que, por lo común, no silencie mis comentarios, aunque casi nadie me haga el más mínimo de los casos, me da igual casi ya-, lo creo conocer, ya digo, por el escasísimo eco que concitan quienes nos alineamos con esas doctrinas “machistas, trasnochadas, antifeministas, retrógradas, conservadores, derechosas”…
En esta víspera de Reyes, las cosas siguen iguales en ese particular de la doctrina, monseñor Demetrio. Igualito.
Felices Reyes.

Publicar un comentario