sábado, 19 de julio de 2014

"Desayunamos, almorzamos, merendamos y cenamos paganismo"

Pues la foto del acto me recuerda indefectiblemente el mal gusto y la radical falta de respeto debido a la muerte entendida como misterio, desde la fe cristiana llevados a primera plana por el programa, de factura estadounidense, mire usted por dónde, titulado Mil maneras de morir.

La muerte humana, causada por desgraciados y anómalos o inverosímiles accidentes, vista como espectáculo entre irónico y bufonesco, es exactamente la forma como es tratada la muerte en este programa de pésimo gusto. Sin ninguna referencia a las víctimas fallecidas, no ya soteriológica o salvífica, sino ni siquiera de mera condolencia humana.

Y es que hacia ese tipo de sociedad radicalmente descristianizada caminamos, como inevitablemente… Con el apoyo de otras celebraciones neopaganizantes como el Halloween, que ya se ha ido colando incluso en el calendario festivo-celebrativo de los centros de estudios públicos, bajo el paraguas de los seminarios de idiomas y del diálogo con las culturas, o el intercambio cultural idiomático.idem supra

Así que juguemos a sembrar neopaganismo, que algo queda, parece sugerirnos el pensamiento dominante.


17 de septiembre, 2014. Luis Henríquez Lorenzo: profesor de humanidades, educador, escritor, bloguero, militante social.
Publicar un comentario