martes, 8 de julio de 2014

"Palabra de Osho -con el permiso de Leo Boff-"

<<Para Osho,  uno de los pasos hacia el amor es “ser la nada”. Y, al final, el amor consiste en el sexo libre, libre de condicionamientos sociales, morales y religiosos, y libre de todo apego personal. Basta leer una de sus máximas: “Los hombres y las mujeres no deberían estar ligados por un contrato como el matrimonio. Deberían estar unidos por el amor, pero deberían conservar su libertad. No se deben nada el uno al otro. Y la vida debería ser más móvil. Lo que debería ser la regla es sencillamente la mujer entrando en contacto con muchos amigos, el hombre entrando en contacto con muchas mujeres. Pero esto sólo es posible si el sexo se considera como algo alegre, juguetón. No es pecado, es disfrute. Y desde la aparición de la píldora ya no hay miedo de tener niños”.>>

Valga el fragmento anterior del gurú, multimillonario, pensador sincretista y panteísta cósmico de la Nueva Era Osho, para tomar conciencia de que en efecto el brasileño Leonardo Boff es un autor más sólido, intelectualmente hablando, que el gurú hindú mundialmente famoso y adinerado: las múltiples ediciones de sus muchísimos libros, conferencias, retiros predicados, etcétera, al parecer generan anualmente millones de euros a repartir principalmente entre los herederos de su secta. Pero en la reflexión de Leonardo Boff hay un sustrato biologicista, panteísta y finalmente tan alejado de la axiología de la propuesta moral de la Iglesia católica, que no veo, al menos yo, tan incompatible la propuesta que expone Osho en el fragmento suyo que reproduzco, con una más que evidente propuesta derivada del artículo de Leonardo Boff “La memoria sexual: base biológica de la sexualidad humana” que nos propone Atrio para su reflexión y debate.

Cierto que Leonardo Boff en su artículo citado habla de amor en la expresión sexual; un amor que haría que la sexualidad manifestada o vivida fuera más allá de lo meramente biológico u orgánico. Osho, en el fragmento suyo que reproduzco, habla de la sexualidad de una manera liberal: libertinaje sexual. Pero no queda claro en el artículo de Leonardo Boff qué debemos entender por amor de dos personas que viven su sexualidad. 

¿Amor fiel sería ese amor del que habla el teólogo Leonardo Boff, autor cuyo pensamiento, sin duda ya muy heterodoxo con respecto a la ortodoxia oficial católica, no ha dejado de ser sugestivo?idem supra


11 de octubre, 2014. Luis Henríquez Lorenzo: profesor de humanidades, educador, escritor, bloguero, militante social.
Publicar un comentario