viernes, 11 de julio de 2014

"Bendito sea el Hermano Humor, ahora y siempre"

Me imagino esa reunión de los dos papas. Que lo son, sí, por más que haya algunas voces católicas afirmantes de que en la Iglesia canónicamente es imposible que haya dos papas: de ser así, el llamado papa emérito habría dejado de ser papa desde el momento en que resultara elegido su sucesor.

Pero puestos a dejar volar la imaginación...El papa Francisco sí podría estar viendo el fútbol, esa final del Mundial de Brasil entre Alemania y Argentina, mientras el emérito Benedicto en la misma habitación interpreta a Mozart, que es sublime, por más que me parezca más sublime el luterano John S. Bach: Mozart católico, con coqueteos con la masonería, y John S.Bach plenamente identificado con el cristianismo reformado de Lutero, y padre de 21 hijos tenidos con dos mujeres, que se casó dos veces, por viudo, en segundas nupcias, no por divorcio: muchos protestantes de entonces, en pleno auge o expansión de la Reforma, eran más católicos que muchos católicos o dizque católicos progresistas de hoy día.idem supra

Al papa Benedicto no le gusta el fútbol, parece: el papa emérito alemán haría suyo el pensamiento del argentino Jorge Luis Borges, compatriota de Francisco: “Mucha gente ve esa estupidez que es el fútbol porque mucha gente es estúpida”. Toda vez que el papa Francisco sí es más futbolero, parece de gustos más “plebeyos” que Benedicto XVI; Francisco es más de la tecla del escritor uruguayo Mario Benedetti, que no creía mucho en Dios -o más bien nada-, pero sí que fue un enamorado del fútbol.
Bendito sea el hermano Humor…


17 de septiembre, 2014. Luis Henríquez Lorenzo: profesor de humanidades, educador, escritor, bloguero, militante social.
Publicar un comentario