miércoles, 28 de mayo de 2014

"Todo sea por efecto de la impaciencia"

Perfumeácido:


Eres un soberbio y un fanático integrista y derechoso de lo peor, hermanito; quiero decir queen tus comentarios hacia mía te comportas como tal,no sea entre tus íntimos o para ellos, que igual para los mismos eres un alma bella. Con todo o a lo que íbamos, ahora entiendo tus comentarios… Y en tu soberbia, no estés tan seguro de que “ya estás salvado”, frente a Bergoglio "el falso profeta, el impostor, el antipapa, el heraldo del Anticristo, el fundador de la Secta Anticatólica Modernista, el payasete imbécil, el fornicador, el masón, el hijo del Edom, el ya condenado al Hades, el afeminado progay, el enemigo destructor de la Iglesia amigo de comunistas, masones, apóstotas, prostitutas, protestantes y relativistas"…idem supra

Y te vuelvo a decir que sigues jugando con ventaja: no sé quién se esconde debajo de tu alias… Y puedes estar seguro de que te he respondido por tus “ataques” iniciales. Y me seguirás leyendo, porque yo seguiré opinando aquí y allá, y donde pueda, dando la cara, equivocándome, buscando la verdad como a través de espejos, según la expresión paulina. Y tú, orgulloso en tu soberbia de creerte de los pocos “católicos verdaderos” y de seguro salvados por Dios (tan derechoso tú, tan antijudío, tan antirrelativista, tan antiecuménico, que para eso el ecumenismo es obra de Satanás, pues no en balde no aceptas el Concilio Vaticano II), seguirás riéndote de mis ignorancias, de mi mala condición católica, de mi relativismo…


12 de junio, 2014. Luis Henríquez Lorenzo: profesor de humanidades, educador, escritor, bloguero, militante social.
Publicar un comentario