martes, 6 de agosto de 2013

"Érase un cardenal que 'huele a oveja' "


celo pastoral, fidelidad al Magisterio...No deja de parecerme bien la decisión del carismático cardenal O'Malley, religioso capuchino con maneras claramente más de celoso pastor que de príncipe eclesiástico, de prohibir en su diócesis estadounidense las conferencias del P. Helmut Schüller, tenidas por heterodoxas y contrarias a la doctrina del Magisterio. Pues no en balde, el P. Schüller es uno de los cabecillas ideológicos y activistas del famoso documento de "rebelión" contra Roma firmado por unos centenares de sacerdotes austriacos y centroeuropeos principalmente.


Sin embargo, en una Iglesia atestada de trepas, burócratas, arribistas, figurones, mediocres, antinatalistas (ni la mayoría de "enchufados eclesiales" predica con el testimonio de matrimonios cristianos solidarios, espirituales y abiertos con generosidad a la vida; y ahí siguen, con el consentimiento tácito o explícito de curas y obispos), mundanizantes, desencarnados y meros enchufados, ¿el "grano de arena" del cardenal capuchino norteamericano O'Malley va a lograr hacer playa?

Que alguien me aclara y explique, por favor, con más detalle, toda esta realidad de hipocresía e incoherencia eclesiales católicas. Que me parece tan patética y lamentable, que no me extrañaría descubrir que justamente por causa de ella se producen muchas deserciones y apostasías.


6/8/2013
Publicar un comentario