lunes, 5 de agosto de 2013

"¿Por qué un sí incondicional al papa Francisco frente a un sí condicional a Bertty Russell? (XL)"

Iglesia, fidelidad, contestación, Evangelio, Magisterio, feminismo"Las mujeres en la Iglesia mandan más que los curas y los obispos". Esto lo ha expresado el papa Francisco en un momento de la larga entrevista que a modo de "rueda de prensa" se le hizo en su vuelta al Vaticano desde Brasil. Son palabras del Papa, que uno ha de acoger con delicadeza y respeto; pero aunque sean de él, yo al menos no me las tomo "literalmente", porque seguro que son más bien reflejo de su forma coloquial y cercana de predicar, catequética, a veces incluso pintoresca, otras, parabólica. 



Porque en la "constatación" de la realidad, no son ciertas: en la Iglesia, quienes mandan por lo general son los curas, y más que estos, los obispos; ergo, menos que los obispos y los curas, mandan las mujures, casi tan poco como los seglares en general.

Solo que dicho lo anterior, discursos como este de Patricia Paz, teóloga feminista argentina, me parece, me desconciertan, porque por lo común detrás de la exigencia del ministerio ordenado para la mujer, suelen venir otras "exigencias" feministas y progres: aborto sí, homosexualidad sí, anticoncepción sí, divorcio sí, relativismo teológico sí... 

Todas reivindicaciones, por cierto, contrarias a la doctrina de la Iglesia expresada en el Catecismo de la Iglesia Católica, promulgado en el año 1998, durante el pontificado del ya beato Juan Pablo II


sábado 03 agosto 2013, 21:43

4 comentarios:

Valeria Fregossi dijo...

El Papa debe ser quien lidere la Iglesia Católica -como buen sucesor de San Pedro- con fe, esperanza, caridad y amor!
La organización en el mandato también rige a la misma sociedad. Sin ordenarnos por jerarquía no podemos poner disciplina. No me refiero a dictaduras, sino a ejercer el poder con humildad y en favor del servicio a los demás.
Jesús es nuestro Maestro y Ejemplo a seguir, siempre y en todo momento.

En cuanto a la mujer, también es sierva de Dios e hija de Dios Padre.
Tiene el maravilloso don de la maternidad, lo ejerza o no. Posee la capacidad potencial de ser esposa. Por lo tanto puede ser hija, esposa, madre y discípula de Cristo... Dones maravillosos todos!

A continuación una cita bíblica que me gusta mucho sobre la mujer como esposa:

Efesios 5:22-24

22 Las mujeres estén sometidas a sus propios maridos como al Señor.
23 Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, siendo El mismo el Salvador del cuerpo.
24 Pero así como la iglesia está sujeta a Cristo, también las mujeres deben estarlo a sus maridos en todo.

Fuente: La Biblia de las Américas (Cristo y la iglesia, un modelo para el hogar)

Beso y abrazo fraterno querido amigo Luis!

doramas de luis dijo...

Muy atinado tu comentario, Valeria, muy lúcido.

Gracias.

GABRIELA GOMEZ dijo...

Desconozco el total de la entrevista y coincido con que no debe ser tomado literalmente, sin embargo podría decirse que por la participación más activa (hablando en número) de mujeres podría decirse en sentido figurado algo por el estilo refiriéndose a situaciones concretas de actividades dentro de los grupos y parroquias.

doramas de luis dijo...

Gracias, Gabriela, por tu comentario, cosa que ya he reconocido en algunos otros artículos de este mi blog.