lunes, 5 de agosto de 2013

"Para venir a ser políticamente incorrecto"

Todas las dictaduras, sean del signo o color que sean, son por principio rechazables.Creo que en los últimos lustros de la dictadura de Francisco Franco, España conoció una paz social, una prosperidad económica, e incluso un cierto despegue de las libertades, inmensamente superior al que se vive actualmente en Cuba, bajo la dictadura de los hermanos Castro. Vamos, ni punto de comparación.

Lo anterior no significa, en modo alguno, idealización del régimen dictatorial del general Franco, pero sí que significa una cierta valentía para afirmar, contra los tópicos de la progresía bienpensante, algo políticamente incorrecto.

Tampoco significa, ni una defensa de los regímenes totalitarios -los rechazo todos, sean del color político que sean o "hubieren de ser"-, ni un silencio sobre las insuficiencias, lacras, atentados contra las libertades y los derechos humanos e injusticias de todo tipo que perpetró el régimen de Franco. Pero que fue inmensamente menos dictatura, digo en sus últimos lustros al menos, que la tiránica dictadura de los hermanos Castro, verdad como un templo.


Saludos
.

2 comentarios:

CHARO dijo...

Viví durante la dictadura y para ser sincera jamás sentí que me privaban de mis libertades pues hacía lo que dentro de mis posibilidades quería, claro que mi padre era el que ponía las limitaciones, además tenía una gran seguridad en todos los niveles: en la calle, a la hora de divertirme, tenía trabajo, Seguridad Social,podías dejar las llaves puestas en casa sin ningún temor e igualmente salir de noche sin problemas.... Trabajaba en Zaragoza y te puedo asegurar que tenía unos jefes estupendos donde nos trataban con total educación y mucha comprensión ante cualquier error que cometiésemos, nos dieron jornada intensiva porque se lo pedimos y parábamos a las 10 durante 15 minutos todos los días para almorzar,jamás hice una hora extra ya que eran voluntarias,tampoco se hacía la declaración de la renta y Hacienda no te sangraba, tuve que dejar el trabajo para atender a mis niñas . Pasados los años me fuí a vivir a mi tierra natal y trabajé, ya muerto Franco, en una empresa vinícola donde los jefes eran auténticos dictadores y trataban muy mal a sus empleados, sufrí mucho en esa empresa y por supuesto eso de comer algo estaba totalmente prohibido y si te pillaban comiendo algo el castigo era económico y por supuesto tampoco te dejaban pertenecer a ningún sindicato y te OBLIGABAN a trabajar horas extras cuando a ellos les interesaba, ahora no siento seguridad de ningún tipo: da miedo salir por las noches,tienes que vivir en casas casi selladas y aún así te roban, tengo que pagar mis medicinas, si tengo que ir a un especialista me citan para varios meses de espera y ni te cuento lo que tenemos que pagar a Hacienda, Ayuntamientos y demás ivas para que los corruptos puedan vivir a cuerpo de rey.....bueno no quiero seguir porque esta democracia ya me está dando mucho asco y que conste que no me gustan las dictaduras y pienso que la democracia es el sistema político menos malo........bueno pues que me he cabreado al pensar en la situación que nos están dejando a los españolitos de a pie:-(
Saludos

doramas de luis dijo...

Gracias, Charo, por tu estupendo y muy personalizado comentario. Lo comparto, a la vez que lo agradezco, como acabo de reconocer.

En realidad, tampoco es que la dictadura de los hermanos Castro me parezca lo peor de lo peor, pero sí que me parece "peor", en términos absolutos, globales, que la dictadura de Franco en España. Y esto lo dice alguien que se sigue considerando más de izquierdas que de derechas. Y que por ende celebra con más entusiasmo el proceso de izquierda democrática y reformista que se está desarrollando en un país como Ecuador, pongamos, con Rafael Correa, que las dictaduras de corte marxista.

"Disperso" por el verano, no entro en tu blog desde hace semanas, pero prometo devolver visitas.

Feliz canícula, ferragosto.