jueves, 15 de agosto de 2013

"Lo suelen llamar monseñor Scarano"


finanzas vaticanas, apego al dinero, corrupción mundana...Monseñor Scarano:






Desconozco tu vida, obviamente más tu conciencia; pero "por fuera", es decir, según tu apariencia física (tu "look" casi de alto ejecutivo), y según cantan los hechos por los que te denuncian, cualquier parecido entre tus movidas, monseñor, y las del Evangelio, pura coincidencia. Permíteme. Y hasta que te tutee, licencia que te parecerá irrespetuosa, indecorosa, lo entiendo, solo que a mí me nace hacerlo, ¿sabes por qué?, porque creo que ustedes los jerarcas de la Iglesia sí que han abusado del poder y del autoritarismo, durante siglos y siglos, ejercidos sobre el común de los mortales. Algo muy poco evangélico, me parece.


Como también es mera coincidencia el parecido entre el Evangelio y el disloque de esta Iglesia católica que en España se "emperra" en promocionar, en vez de militantes fieles al Evangelio y el Magisterio, fieles trepas, figurones, mediocres, burócratas, mundanizantes, arribistas, antinatalistas y meros enchufados que muy poco o nada arriesgan en el camino de la fe en el Crucificado-Resucitado...


Igual yo soy más pecador que tú, monseñor Scarano, pero me pregunto qué habría sido si en vez de enriquecerte y vivir tan aburguesadamente como has vivido, mi niño, hubieses tratado de ser más humilde, más solidario, más militante, más pobre...


Qué podredumbre moral la de esta Iglesia, la verdad.


Postdata: a monseñor Scarano -que se me quería como olvidar el apunte-, lo acusan de haber extraído del popularmente conocido como IOR (Banco Vaticano), la friolera de 600.000 euros en efectivo; vamos, hablando en plata, blanqueo de dinero, presuntamente...



10/7/2013

2 comentarios:

GABRIELA GOMEZ dijo...

Eso es lo que yo llamo ganancia por triplicado... Parece que se trabaja para Dios (esto permite vivir con ciertos beneficios dentro de la Iglesia), recibir (darse) su pago en este mundo $$$$ (gozarlo en el nombre de Dios) y de pasadita lo anterior sirve para un ahorro en el infierno. Bien escrito está no se puede servir a dos amos al mismo tiempo.

doramas de luis dijo...

De todas formas, GABRIELA, he de reconocer que no soy la persona "más indicada" para la denuncia de estas tropelías. Me explico. No creo serlo no por que yo participe de tales tropelías -mis pecados no son de esa índole económica o financiera- sino porque ante lo que yo llamo "poder clerical" asoma el ácrata que soy, mi espíritu libertario, que tiende a tutear a todo el mundo, obispos incluidos. Cosa que a estos no gusta nada, por supuesto, acaso porque un obispo "tuteado" -no confundir con términos similares como "puteado" o "tuneado", viera peligrar su poder...

Salud y paz.