martes, 5 de febrero de 2013

"Los dirigentes del Partido Popular siguen porfiando que ellos (y ellas) son honrados"


Una dirigente del Partido Popular canario, la señora Cristina Tavío, negándolo todo en una emisora local canaria. Ahorita mismo, mientras redacto esta nota. Son falsas las acusaciones vertidas contra nuestro partido, no ha habido sobres de dinero negro (con sumas astronómicas), Mariano Rajoy es un hombre honesto que se desvela por sacar de la crisis este país (en crisis por culpa de Zapatero, nada que ver en ello la burbuja inmobiliaria creada por Aznar), creo en la honestidad de Ana Mato (ni ella ni su marido participaron de la trama Gürtel)...


Yo hace tiempo que al menos en el juego democrático me he liberado de tales y cuales desalmados o sinvergüenzas de la partitocracia española. Como sé perfectamente que ninguno moverá un dedo por sacarme las castañas del fuego, yo les pago pasando de sus movidas y no creyendo ni media palabra de lo que dicen. Esto es: ellos y ellas políticos del sistema de desorden e injusticia y corrupción establecido harán de las suyas, mentirán por sistema, se encubrirán unos a otros, negarán la más elemental de las evidencias, pero al menos no lo harán con mi conciencia ni con mi voto.


(Entrevistada ahora otra dirigente del PP, esta de Gran Canaria, la primera, Tavío, es de Tenerife. Lo mismo: supondrá que los que escuchamos ahora la radio y su entrevista somos personas bobas, tontas del capirote.)

Buen día.


Postdata o guinda: hace por lo menos 10 años conocí de la existencia del político italiano Giorgio La Pira, una de las grandes figuras de la política italiana en el pasado siglo XX. En la Iglesia católica, está muy avanzado su proceso de beatificación. Entonces, gracias a los amigos de Acción Cultural Cristiana, que la editaron, a "precios militantes, en nuestro país, leí la biografía que sobre el excelente político italiano escribió el escolapio también italiano Ernesto Balducci.


Impresionante. ¿Cómo pudo haber políticos así? Pues pese a que no parezca posible, según el clima de corrupción y de impunidad politiqueras que parece imperar en España, sin ir más lejos en España, lo es: ha habido políticos de esa catadura moral.

Sin embargo, los jerifaltes de la Diócesis de Canarias que hipócrita y miserablemente han pasado de mí, humillándome, y empero prefieren colocar a miembros del Partido Popùlar como docentes de Religión católica en la escuela pública, y aun en otros puestos profesionales diocesanos, ¿sabrán algo de Giorgio La Pira?, ¿sabrán algo de espiritualidad de conversión o militante?, ¿tendrán alguna experiencia obrera?, ¿sabrán una palabra sensata sobre personalismo comunitario...?

Me temo que no, que naranjas de la China.


Publicar un comentario