miércoles, 22 de octubre de 2014

"El humo de Satanás ha penetrado en la Iglesia"










Uno como si hiciera cruces y calvarios preguntándose qué puede justificar que al papa Francisco se le apliquen calificativos como los siguientes que es muy común encontrar en páginas católicas de Internet adscritas al tradicionalismo, el lefebvrismo y el sedevacantismo. ¿Acaso su escasa formación teológica en particular e intelectual en general, como afirman algunas de esas voces críticas y aun hipercríticas, e incluso hasta exaltadamente injuriosas? ¿Quizá el talante autoritario, vengativo, déspota y antitradicionalista hasta la médula que le adjudican algunos de sus críticos más contumaces? ¿Tal vez el hecho de que en efecto el papa Francisco es consentidor de herejías e incluso subrepticio promulgador de ellas? ¿Quizá queden justificadas desde el momento en que es aceptada la hipótesis de que el papa Francisco es ilegítimo sucesor de Pedro, o sea, un falso papa, un antipapa, o incluso estaríamos ante el heraldo del Anticristo, según apuntan algunas otras de esas voces críticas?

Esta última posibilidad, la supuesta ilegitimidad del papa Francisco, es absolutamente indemostrable, digamos que canónicamente indemostrable: el cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio resultó elegido Romano Pontífice en un cónclave en el que, si de verdad se incumplieron algunas normas capaces de invalidarlo, como apuntan algunas voces (entre ellas, como es bien sabido la bastante autorizada del periodista y escritor italiano Antonio Socci), no hay forma de saberlo. Solo que, por el contrario, sí existen argumentos de contrastado peso, rigor y fiabilidad para al menos afirmar que el papa Francisco es el Vicario de Cristo: mejor o peor, muy bueno o muy malo, más sincero o menos, más afortunado o menos en el ejercicio de su ministerio de sucesor de Pedro, empero es el Papa.

A mí me desconcierta el papa Francisco: prácticamente nunca me ha parecido escucharlo pontificar desde la autoridad apostólica propia de su alto ministerio de servicio a la Iglesia. Pero siendo esto así, sin embargo no me nace usar los términos despectivos y para mí hasta injuriosos que usan algunos fieles católicos  para dirigirse al que pese a todos los pesares y pese a todos los dramáticos y tenebrosos males de la Iglesia actual es el Vicario de Cristo.

A mí me desconcierta el papa Francisco: no raramente al leerlo o al escucharlo predicar, más que al Santo Padre maestro en la doctrina católica y autorizado (por Cristo Jesús) para confirmar en la fe a los fieles católicos, me parece leer y escuchar a alguien que pretende agradar los ojos y oídos del mundo: aún es relativamente fácil encontrarse con forofos típicos de Francisco, a saber, personas que pasan de la vida de la Iglesia y que sin embargo hablan bien del papa Francisco. Y es como si ignoraran que lo esencial del ministerio petrino es confirmar en la fe a los hermanos ("Pedro, confirma en la fe a tus hermanos..."), de modo que no es fácilmente entendible que puedan admirar a Francisco y no reconciliarse con la Iglesia... A este respecto: fui uno de los miles de jóvenes participantes en la Jornada Mundial con la Juventud con el papa san Juan Pablo II en Santiago de Compostela, 1989. El santo papa polaco, sistemáticamente despedazado por la progresía católica y por el pensamiento políticamente correcto, ¿cuántas veces debió decir a todos, desde su autoridad de sucesor de Pedro, esto: "Crean a Cristo, búsquenlo en su Iglesia". Aún me parece escuchar su potente voz, aún de hombre sano y deportista, retumbando gracias al eco y a las megafonías por el Monte do Gozo: "Crean en Cristo, ábranse a Cristo, no tengan miedo, reconciélense con la Iglesia..." Y el mundo, que odia a Cristo, ¿sin embargo va a amar a su vicario?, ¿cómo se entiende esto?  

A mí me desconcierta el santo padre Francisco porque siembra ciertas dudas, cierta confusión, cierto relativismo, cierto ecumenismo incompatible no ya con las tesis lefebvristas, sino con un documento como la Dominus Iesus, sin ir más lejos. Y sin embargo, siendo como es lo que a veces experimento con respecto al papa Francisco, no me nace referirme a él de la forma en que lo hacen -y la que sigue es una pequeñísima o brevísima muestra de lo que desde páginas tradicionalistas se vierte contra el Papa- los foristas que luego de estas palabras introductorias mías irán apareciendo, esto es, sus comentarios.

A mí me desconcierta el papa Francisco: en el momento de la consagración eucarística, ¿tan grave es la ciática que al parecer padece y tan agudo el lumbago que al parecer también padece que el Papa no puede ni siquiera hacer una mínima inclinación reverencial? ¿Ël, como Papa, puede saltarse las rúbricas litúrgicas así como así? ¿El Papa no debería ser el primero en avalar la Tradición? También, todo hay que decirlo, a veces me he planteado qué podrán pensar los popes, obispos y patriarcas ortodoxos, que son tan dados a las formas de esplendor litúrgico, al simbolismo apofático de la Sagrada Liturgia -que es, para ellos, como si el Cielo mismo se abajara a la tierra-, contemplando cómo celebra el papa Francisco. Pero siendo esto así y a pesar de haber sido yo creo que muy injustamente tratado, humillado y despreciado por las autoridades eclesiales canariensis, no me nace lo que tú, amable lector, ya a estas alturas conoces.idem supra

No me nace, no. Pero ahí están esas voces. Sus dueños y dueñas se consideran a sí mismos magníficos católicos, por lo general celosísimos guardianes de la doctrina católica: tradis que son, esto es, tradicionalistas. Son las que siguen, todas con la etiqueta de anónimo:   



 



Anónimo dijo...
Que estómago ustedes leer ese reportaje al nosferatus mano derecha de bergy.....
Anónimo dijo...
ese sínodo mas parece halloween que otra cosa....
Anónimo dijo...
comilon, comilon,
Tucho es comilon.....

Roberto Anibal Diaz (el petiso )
Anónimo dijo...
realmente si lo miran bien que parecido que es tucho a nosferatuuuuuu....
Anónimo dijo...
Ahora entiendo a lo que se refiere Shalom
De esta forma leería un "tradis pos Concilio Constantinopolitano"
Entrevista a S. Agustín un par de años luego del concilio de 381, por supuesto que ya siendo Obispo de Hipóna.
Le sorprendió que no figure Filioque en el credo?
No, la verdad que no.
Porque no le sorprendió?
Porque aún la doble procedencia no nace como doctrina formal.
¿Cree que será aceptado por los tradis esta doctrina teológica que aún el Espiritu Santo no formalizo en el Concilio Ecuménico de Constantinopla y que se desarrollará en unos siglos más, con la conclusión dentro de 1000 años que la adición por fuera del Concilio proviene de la Tradición viva que el Espíritu Santo brinda a la Iglesia?
Y no sé, creería que los Orientales si son capaces de aceptarlo, salvo por conflicto de poder Papal, en cambio los tradis del siglo 20 y 21 no aceptarán jamás lo que el Espíritu Santo derrame en su época, creando sismas, y manchando el nombre de la Santa Iglesia a más no poder, con blasfemias en forma permantente, sin entender que es el Espíritu Santo quién guía la Iglesia de Cristo.
Muchas Gracias, creo que con esos conceptos tan claro usted será Doctor de la Iglesia.
Página Católica dijo...
Está Ud. equivocado anónimo anterior, lo que los tradis no aceptamos en el siglo presente son inventos que se nos quieren hacer pasar por inspirados, pero que contradicen la tradición.
Ese es el sofisma subyacente en su planteo: que las reformas de los modernistas van en el sentido de la tradición.
Anónimo dijo...
El muy ridículo de Tucho, muy orondo en el Vaticano de la mano homos..., (no!) de Francisco creyendo que porque algunos sean minoría (un 5%) no tienen razón. Este se cree que está en Argentina con la absolutización de la democracia. Pero lo Iglesia (la verdadera) no es democrática, así que perfectamente pueden ser un 5 o un 1% y tener la razón y estar en la Verdad.
Anónimo dijo...
http://youtu.be/9mPenLhMFKM
No se puede jugar con la Palabra de Dios - P. A. Gálvez Morillas


muy bueno..
Anónimo dijo...
asi es página católica por eso le digo BÓRRELOS... porque ya cansan estos modernistas infiltrados que pretenden hacerle decir a San Agustín lo que ellos quieren....
más ridícula no puede ser esa entrevista....
Anónimo dijo...
por supuesto la Iglesia es una monarquía.... pero los modernistas eso no gustan saber...
Anónimo dijo...
Lo mismo dice cada fracción que se separó del Obispo de Roma Sr Página Católica.
Ahora entiendo perfecto el planteo de Shalom, con su pensamiento, S. Agustín era un hereje, contradeciendo la teología de Constantinopla 381.
Anónimo dijo...
callate modernista de pacotilla 22 de octubre de 2014, 0:22
mejor andá a dormir porque no entendiste nada.
Anónimo  dijo...
Tucho Nosferatu Fernández un claro producto de Bergoglio. Un incapaz e inútil pero hábil lamebotas. Su probada deficiencia teológica solo es comparable con su obsecuencia a su jefe.
Preparan el contra ataque para el 2015, donde irán por todo: cambiar la moral cristiana por un panfleto humanístico estilo Paulo Cohelo.
Veremos si Stalin Bergoglio para esa fecha sigue como ocupa.
Anónimo dijo...
El 19 de Octubre a la 09.10 escribí:

"Y seguramente antes de ello, algo gordo va a pasar. En cualquier momento se lo cuento. Mire que Kasper y los otros secuaces masones están MUY irritados con su jefe. Me parece que si no sale a cumplir las "órdenes" bien rápido, tal vez le apliquen lo que Boff adelantó el 28-01-14. Estése atento. Recuerde siempre que los demonios, se odian entre ellos."

"Acá el Tucho, la voz cantante del que no es Papa, salió más rápido de lo que pensé. Sus declaraciones rajantes defenestrando a los que se jugaron el pellejo a viva voz en el sínodo tienen un único objetivo: tranquilizar a los irritados y recalientes que no pudieron estampar ésos párrafos en el documento final -Kasper & Cía.- y están perdiendo la paciencia con el charlatán que.

Se le acortan los tiempos al No Papa.
Algo gordo va a pasar bien pronto. Las declaraciones de Tucho son propias de quienes están siendo "apretados".
Anónimo dijo...
ExOrbe y demás intelectuales de la cosa (Wanderer, InExpectatione, Mundabor's Blog, etc.) deberían empezar a arrear palos al jefe del señoritingo Trucho y dejar las literaturas, la épica blandengue y a los segundones de la clericalla para mejor siglo. Y con arrear palos me refiero, para que no queden dudas, a despojar de una maldita vez del título de pontífice a quién no es más que un maldito deservidor de Satán (por sus obras lo conoceréis). Que no es de buen cristiano, caballeros, señalar al mensajero y pasar un fino y vergonzoso manto de prudencia sobre el lomo de la bestia por temor y cobardía. Aquí, en la Iglesia, hay que empezar a llamar a las cosas por su nombre, y a los cobardes, lo que son. O se está con la Verdad, Cristo Jesús, o se está con el Demonio, encarnado en la patética figura enjuta y pueril de Francisco Bergoglio.




Anónimo dijo...

Mientras que el efebo de Bergoglio asegura que «ésta fue sólo una etapa en el camino, y la mayoría siente que se ha dado un gran paso, que se ha inaugurado un nuevo modo de encarar los temas, con libertad y claridad», Monseñor Stanisław Gądecki, obispo de Poznań, Polonia, y presidente del episcopado de su país, afirmaba que la cosa "Podía haber sido peor ...". Tucho, en nombre de Francisco, solo pide paciencia a los suyos, para que entiendan que todo llegará a su debido momento. La fruta aún no está madura pero caerá. La ideología homosexualista y con ella la abominación de la desolación ha penetrado el velo del tabernáculo. Tengan paciencia, pide el esclavo.
Hace bien poco escribí en Página Católica sobre las sorprendentes palabras de Bergoglio a cuenta de la "paciencia" del Demonio:"Para Bergoglio, el Diablo es paciente, "tiene paciencia" como dice él, es un ser virtuoso. ¿Cómo puede hablar del enemigo eterno de Cristo, del príncipe de las tinieblas, del Mal en toda su infinitud con esta condescendencia? Me pregunto, y lo hago muchas veces al cabo del día, cuántas barrabasada le queda por soltar a este nigromántico, cuántas herejías le queda por escupir y cuánto le queda por reírse de la Santa Cruz de Cristo para que algunos bautizados terminen de ver la intrínseca maldad que posee este esclavo del demonio".

Hoy sé, y lo veo con la claridad de un rayo de luz que cae del cielo, que cuando Francisco habla de la "paciencia" del Demonio, en realidad se está refiriendo a él, a su paciencia, a la paciencia del Falso Profeta Jorge Mario Bergoglio.


"La espada de mi severidad atravesará tu cuerpo, entrando desde lo alto de tu cabeza y penetrando tan profunda y firmemente que nunca podrá ser sacada. Tu asiento se hundirá como una piedra pesada y no cesará hasta que alcance la parte más baja de las profundidades. Tus dedos, es decir, tus consejeros, arderán en un fuego sulfuroso e inextinguible."

(Santa Brígida de Suecia)




Anónimo dijo...
En el blog de la Cigoña un sacerdote ofuscado con la situación actual dice esto del Trucho: "Leo los dicterios de ese limpiabotas -para no usar otra palabra malsonante- y dan ganas de vomitar. Pensé que durante un añito nos dejarían tranquilos.
Pero es interesante ver y leer esa sarta de exabruptos, pues el episcopado sabe que no puede bajar la guardia ante tanto lacayo locuaz. Se le podría nombrar ordinario de la marginalidad, así olería a oveja o a otra cosa."


Pero antes de su justificada ira el sacerdote ofuscado afirmó del mismo "limpiabotas", pero ... "No se puede pedir que se le llame al orden ni que lo retiren de la circulación, sabiendo quien le da cuerda".

¿Ven lo que les digo?. Son todos una manada de nenazas acobardadas y sin fe por la amenaza de Bergoglio. Saben quién da cuerda a la maquinaria que destruye la Iglesia pero callan como putas lo que no defienden como hombres. ¿Pero quién coño es ese Bergoglio sino una gran mierda pinchá en un palo que habéis aupado a la cúpula del poder por vuestros pecados de soberbia y envidia?





Anónimo dijo...


Cómo miente el Anónimo anterior.
Anónimo dijo...
Bellisimas palabras de...


¿Ven lo que les digo?. Son todos una manada de nenazas acobardadas y sin fe por la amenaza de Bergoglio. Saben quién da cuerda a la maquinaria que destruye la Iglesia pero callan como putas lo que no defienden como hombres. ¿Pero quién coño es ese Bergoglio sino una gran mierda pinchá en un palo que habéis aupado a la cúpula del poder por vuestros pecados de soberbia y envidia?
Anónimo dijo...
http://www.valoresreligiosos.com.ar/Noticias/el-papa-insiste-sobre-el-diablo-tiene-paciencia-y-vuelve-1491
Anónimo dijo...
http://www.aleteia.org/es/religion/articulo/papa-francisco-para-luchar-contra-el-demonio-usa-el-examen-de-conciencia-5905949172695040
Anónimo dijo...
Francisco: "Quien no reza al Señor, reza al diablo".

Al poco tiempo, Francisco, convocó entusiasmado y con su cursilería habitual una jornada de oración mundial conjunta, junto a judíos y musulmanes. ¿A qué "Señor", acompañado de los mismo que secularmente reniegan y escupen al crucificado, rezo ese día Fráncico? Abran los ojos los defensores del mal, los defensores de la Abominación en el lugar santo, os tenemos rodeados por la Verdad y además somos mejores. En otra época, este falso profeta quizás hubiese o hubiera pasado más inadvertido a los ojos de los fieles. En la era de internet esto es imposible, ya que la inmundicia que va dejando el tiparraco a lo largo del camino es imborrable, apesta, no sé quita ni con lejía ni con la burda manipulación que lleváis a rajatabla, siempre acompañados por los asquerosos medios del mundo y la masonería, enemigos a muerte de la verdadera Iglesia de Cristo. Sólo sois fiambres muertos de hambre y sin alma. La luz del engaño y la podredumbre os ciega.


Hasta aquí. Se me olvidaba señalar que algunos de los comentarios vienen firmados por foristas que prefieren usar alias; yo, para evitar posibles confrontaciones, me he tomado la libertad de reunir todos esos comentarios bajo el denominador común de comentarios anónimos. Y prácticamente no he corregido ni una coma, ni una tilde ausente o mal colocada. Para que los textos por mí transcritos o reproducidos mantengan la "frescura" con que fueron originalmente escritos. Por otra parte, reconozco que para teólogos como el jesuita Juan Masiá opiniones como las que he reproducido son propias de fanáticos integristas que se parapetan tras alias o tras el anonimato y zas, saltan sobre la presa en el ilimitado espacio de Internet. Bueno, no sé, puede pero...


Mas sea lo que acabo de decir así o como fuere, lo que sí es una obviedad, una dramática obviedad, es que el humo de Satanás se ha introducido en la Iglesia. (Para los más despistados, recuerdo que esto del humo de Satanás que se ha introducido o colado en la Iglesia lo dijo nada menos que el beato papa Pablo VI, en el año 1972). Y ciertamente al reconocer yo mismo esto, me alineo con el papa Pablo VI y hasta con los "exaltados integristas fanáticos" según ese progre como la copa de un pino que es  Juan Masiá, sj. La Iglesia hace aguas por todas partes, como un barco a la deriva amenazado por procelosas tormentas. En la Iglesia hay mucha basura, mucha porquería -lo dijo en su momento el emérito Benedicto XVI-: carreristas y trepas, estómagos agradecidos e hipócritas, obispos burócratas, intelectualmente mediocres y hasta apóstatas... Y a mí la Iglesia me ha jodido bastante la vida, quiero decir las  autoridades eclesiales canariensis, que hasta han preferido mantener en puestos de responsabilidad eclesial a gays -con lo cual estos se han ganado la vida-, en tanto a mí me han despreciado. A mí que soy capaz de vertebrar una reflexión como esta.  Solo que es la pescadilla que se muerde la cola: a mí me han despreciado por ser yo católico, me permitan, modestia aparte.  Pero aun así, no me nace referirme al papa Francisco como sí hacen los comentaristas católicos anteriores, entre los cuales los habrá magníficos, solo Dios sabe.




21 de octubre, 2014. Luis Henríquez Lorenzo: profesor de humanidades, educador, escritor, bloguero, militante social.

Publicar un comentario