domingo, 24 de agosto de 2014

"Porque siempre hay desgracias ajenas mayores que las propias"

O te contestará, si acaso,  para cerrar filas en torno a su superior, que es monseñor Cases Andreu, y para llevarte la contraria a ti, deslegitimándote, apoyado en el criterio de autoridad, o sea, de autoritarismo. Como hizo una vez conmigo, sin ir más lejos. De modo que no me reenvíes los escritos del P. Narváez, Abelardo, que además no me alcanza el tiempo para leerlos.


Iglesia de burócratas e hipócritas mundanizados y nepotistas, algunos hasta de actitud no raramente hiriente por despectiva.


Postdata: anteayer mataron en Nueva York a un hombre negro, de 43 años. Por causa de los disturbios raciales que han surgido en USA, o que pareciera que han rebrotado. Como consecuencia de los cuales también asesinaron a un chico negro de 18 años hace apenas unos días.


El hombre negro de 43 años, torturado por la policía, deja viuda y 6 hijos. ¿Y te imaginas, Abelardo, que no fuera un hombre negro bautizado como católico sino como miembro de la comunidad bautista, pongamos, que ha dado al mundo cristianos de la talla de Martin Luther King? (Aventuro esto porque pretendo decir en voz alta que la consideración que me merece un cristiano protestante como Martin Luther King choca con el exclusivismo doctrinal antiecuménico y por ende contrario al Vaticano II de católicos muy tradicionalistas, esto es, lefebvrianos, ultramontanos: entre ellos los hay sin duda católicos excelentes, pero al considerar este tipo de sensibilidades católicas que todo lo no católico romano es herético, nada noble, bueno, justo, humano y loable por auténticamente evangélico podrá encontrarse en la vida y obra de alguien como Martin Luther King).   

Con todo, Abelardo -volviendo a esa víctima mortal de raza negra a que me refiero-, ¿a que su idea de la familia no parece igualita que la idea generalizada de los seglares que en lo profesional viven de la Iglesia católica en la Diócesis de Canarias: escuela católica, profesorado docente de Religión católica en la escuela pública, Cáritas, ISTIC...?  idem supra


Y la idea de familia de ese hombre negro fallecido por muerte violenta con 43 años, anda que también es igualita que la idea de "familia" (¿?) del excura gay ese tocayo mío que dio clases de Religión católica en Lanzarote, sin que fuera obstáculo o impedimento para ello su activismo gay, y a pesar de haberse casado con un hombre en el 2012. Y parece que tiene la poca vergüenza el nota de pretender seguir impartiendo clases de Religión católica en la escuela pública, a pesar de haberse casado con un hombre en el año 2012. Increíble. Y a ti, Abelardo, pecador que eres con tales o cuales defectos puede que hasta gordos, graves, muy abultados, pero sobre todo militante de Cristo y de su Iglesia, ni agua te han dado salvo indiferencia a granel y desprecio.


¿Cuántos cursos, Abelardo, habrá dado clases el nota este, viviendo a costa de la Iglesia al margen de la doctrina moral de la Esposa de Cristo? Y empero conozco el caso de varios católicos que han querido desde siempre ser fieles a la Iglesia (Evangelio, Tradición, Magisterio) , obviamente desde su inevitable condición de pecadores, y estos tales no han merecido no ya un trabajo gracias a la Iglesia como sí ha merecido el excura gay y desde hace años casado por lo civil con un hombre, sino que no han merecido ni agua, nada, ni ser recibidos, ni ser escuchados por las autoridades eclesiásticas de turno.


Vivir para ver, amigo, la pestilente descomposición como diarreica del catolicismo. Aunque el cardenal Carlos Amigo Vallejo afirme que él está muy contento con esta Iglesia: reciente entrevista que le hacen en Infovaticana. Que igual es lo que este príncipe de la Iglesia afirma, en efecto la espléndida salud de esta Iglesia, pero...


24 de agosto, 2014. Luis Henríquez Lorenzo: profesor de humanidades, educador, escritor, bloguero, militante social.
Publicar un comentario