miércoles, 5 de junio de 2013

"¿Por qué un sí incondicional al papa Francisco frente a un sí condicional a Berty Russell? (XXXII)"

A vueltas con el feminimso, dentro y fuera de la IglesiaAna Rodrigo:



El problema no es la entrevista a la intelectual feminista mexicana (Atrio, 2 de junio, 2013), entrevista a la que ni me he referido. Porque he querido ir “más al fondo de la cuestión”: el feminismo revanchista, promotor del aborto, por ejemplo, promotor de los derechos sexuales de la mujer, por ejemplo, “enemigo” de la familia tradicional, por ejemplo, etcétera, es incompatible con la visión que de la mujer propone el Magisterio, o sea, el papa Francisco. A esto me refiero, no a los aspectos positivos del feminismo -los cuales no rechazo, los acepto-.

Otra cosa son las autoridades de la Iglesia: muchas, en efecto, por activa y por pasiva en vez de promocionar militantes cristianos fieles al Evangelio y al Magisterio promueven lo que he denunciado bajo la forma de una enumeración: trepas, arribistas, mediocres, mundanizantes, o sea, en palabras del papa Francisco, “cristianos tibios, comodones, razonables, arribistas, sociales, adaptados al espíritu del mundo”.

Siento que mi opinión haya molestado; si la he expuesto, con voluntad telegráfica, es porque sigo convencido de que refleja un conjunto de verdades como una catedral de grandes, esto es, muy ciertas.

Buenas tardes-noches.
Publicar un comentario