miércoles, 5 de junio de 2013

"¿Por qué un sí incondicional al papa Francisco frente a un sí condicional a Berty Russell? (XXXII)"

A vueltas con el feminimso, dentro y fuera de la IglesiaAna Rodrigo:



El problema no es la entrevista a la intelectual feminista mexicana (Atrio, 2 de junio, 2013), entrevista a la que ni me he referido. Porque he querido ir “más al fondo de la cuestión”: el feminismo revanchista, promotor del aborto, por ejemplo, promotor de los derechos sexuales de la mujer, por ejemplo, “enemigo” de la familia tradicional, por ejemplo, etcétera, es incompatible con la visión que de la mujer propone el Magisterio, o sea, el papa Francisco. A esto me refiero, no a los aspectos positivos del feminismo -los cuales no rechazo, los acepto-.

Otra cosa son las autoridades de la Iglesia: muchas, en efecto, por activa y por pasiva en vez de promocionar militantes cristianos fieles al Evangelio y al Magisterio promueven lo que he denunciado bajo la forma de una enumeración: trepas, arribistas, mediocres, mundanizantes, o sea, en palabras del papa Francisco, “cristianos tibios, comodones, razonables, arribistas, sociales, adaptados al espíritu del mundo”.

Siento que mi opinión haya molestado; si la he expuesto, con voluntad telegráfica, es porque sigo convencido de que refleja un conjunto de verdades como una catedral de grandes, esto es, muy ciertas.

Buenas tardes-noches.

3 comentarios:

doramas de luis dijo...

La mujer feminista a la que entrevistan en el artículo o post que publica "Atrio", cuyo nombre ni recuerdo -ni sé-, defiende el aborto y el uso contraceptivo de la píldora, amén de la revolución sexual...

Yo señalo que no todo lo que ella defiende es asumible por el Magisterio eclesial, y esta matización parece no gustar a algunas foristas.

Bueno, qué le vamos a hacer...

doramas de luis dijo...

Aunque de todas formas, teniendo en cuenta el hecho de que casi nadie es hoy día fiel "en plenitud" a la doctrina del Magisterio (ni siquiera la mayoría de los que viven en lo profesional gracias a la Iglesia), y siendo quien estas líneas escribe un puteado-machacado por la ruin hipocresía eclesiástica, ¿para qué defender la necesidad de la fidelidad al Magisterio?

Así que visto lo visto, espero que Dios me conceda el "valor" para aventurarme en la crítica cinematográfica... Quizá ke saque más partido a tal menester, en vista de la ruina de la Iglesia...

Alejandro De Fez dijo...

dementes taradas del FIN DE LA CIVILIZACION ex-cristiana.

ENDEMONIADAS. sólo un milagro exorcista las salvaría... igual que a la mayoria. sic pancho1.