domingo, 31 de marzo de 2013

"Fiel a la Iglesia católica, pese a todo: pese a mis pecados y tentaciones, pese a los de la propia Iglesia (XLIV)"



Ana Rodrigo:
 
Creo que te has pasado… Cierto que he escrito esas expresiones, pero más que por hacerlas mías, por tratar de hacerme eco con ellas de un sentimiento o impresión que juzgo muy común entre los hombres de todo el orbe, a saber, la consideración de que en efecto la presidenta argentina Cristina es guapa; pero aunque fuese muy fea, achacosa, viejita, arrugada, o llena de llagas… Y es más: cuando las hice en realidad estabas más bien pensando en la mentalidad “machista y promiscua” muy común en el mundo obrero de la construcción, al que me referí en párrafos posteriores de mi comentario.
 
A mí no tienes que explicarme que las muestras de afecto hacia una persona, sean las que sean, van más allá de la belleza física. Uno ama a la persona como ella es, con todas las “marcas” que la vida va grabando en la biografía de esa persona en cuestión, y en su cuerpo sobre todo. Hasta ahí podríamos llegar…
 
Buen Viernes Santo.

Publicar un comentario