miércoles, 21 de septiembre de 2016

"Perplejidad (apuntes para un diálogo con el sedevacantismo)"



 
 
FC, me figuro que actúas como uno de los moderadores de este sitio de Internet, tengo presente tu respuesta a mi primer comentario como forista (en la que afirmas que absolutamente todo lo que digo es falso, errado, lo cual me lleva a concluir que la verdad absoluta la atesoras tú), gracias, y así las cosas, te replicaré con que el sedevacantismo a mí me parece que coincide muy mucho con la extrema derecha sociológica, no hay más que ver cómo visten, cómo son, cómo actúan los curas de la FSSPX (Fraternidad Sacerdotal San Pío X), que son la extrema derecha eclesial lefebvrista. ¿O me vas a decir ahora que ustedes son simpatizantes de lo libertario, del anarquismo, de la democracia y los derechos humanos? ¡Pero si ni siquiera aceptan el Vaticano II! Image result for pedro kropotkin
 
 
El sedevacantismo es una tendencia eclesial de integrismo a ultranza, valga la redundancia. Y es profundamente inmisericorde, según mi muy subjetiva sensibilidad, no lo niego: juzgan y condenan al Infierno a todos los que no son o sean sedevacantistas, incluso aunque sean lefebvrianos, que viene a ser casi lo  mismo, entiendo, aunque tú porfíes que no: todos, menos los sedevacantistas, vendríamos a ser católicos apóstatas, desinformados, herejes y por tanto candidatos al Hades. 


A este respecto, no hay más que ver cómo insisten en tratar de preferir y defender ustedes exclusivamente las formas eclesiales, sociales, culturales, políticas, artísticas y de todo tipo  más conservadoras, para tomar conciencia de la movida integrista que es el sedevacantismo. Lo cual es algo que a mí me trae sin cuidado, propiamente hablando, aunque sí que me molesta que se dediquen a rechazar, insultar, juzgar y condenar a todo el que no es sedevacantista. Esto es radicalmente injusto, despiadado, inmisericorde, y no permite modalidad alguna de diálogo desde la diferencia, al no reconocer nada positivo ni loable ni verdadero ni noble ni humano en lo que no es -según el riguroso juicio de ustedes, claro-, 100% católico puro, sin mancha alguna, o sea, integrista.Image result for pedro kropotkin
 
 
Te equivocas en lo tocante a mi "izquierdismo", aunque en lo social estoy más próximo a postulados obreristas que a los partidos de derechas o al falangismo y el fascismo, corrientes estas últimas que han de ser las preferidas por los sedevacantistas, me figuro, pues al rechazar la democracia liberal no queda otra que el confesionalismo católico de Estado.Image result for pedro kropotkin
 
 
Por lo demás, tengo entendido que el sedevacantismo surge de la no aceptación del Concilio Vaticano II, con todo lo que ello significa o implica. Inicialmente, comieron de un huevo y sobraba con los seguidores de las tesis de Marcel Lefebvre, si bien acabaron rompiendo con él, acusándolos a él y a sus correligionarios de no ser consecuentes al no dar el paso y abrazar la causa del sedevacantismo, para ustedes la única solución coherentemente católica a la crisis actual de la Iglesia, demasiado dramática y evidente como para negarla.


De hecho, fray Antonio Cekada, que hoy día es sedevacantista, estudió en Écône, Francia, en el seminario homónimo de la FSSPX (para los más despistados, las siglas de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X), y fue ordenado, cómo no iba a ser, por monseñor Marcel Lefebvre; con el tiempo, radicalizando sus posiciones inicialmente lefebvristas, hubo de desembocar en el sedevacantismo. Ni que decir que no tengo el gusto de conocer a fray Antonio Cekada, igual es un encanto de hombre, un celoso sacerdote de Cristo aunque hoy por hoy no esté en comunión con la Sede Apostólica, pero desde luego no hay que ser ningún adivino para, solo viendo la "pinta" de este hombre, caer en la cuenta de que no debe creer que es hermosa la música de Bob Dylan ni la de Pink Floyd ni la de King Crimson ni la de Joan Manuel Serrat, pongamos, ni que es mucho más que un "hereje y apóstata" el excura español Luis Blanco Hernández, maestro de escuela, alcalde por aclamación popular en el posfranquismo, hoy esposo y padre, anarquista de corazón y hasta de estética o apariencia, autor del libro sobre el libertario ruso Pedro Kropotkin que acabo de releer (colección Sinergia, 2009); esto es, reputará que nada bueno, positivo, noble, loable, apreciable, humano y saludable se puede esperar de la modernidad, ni que las otras religiones o credos tengan aspectos positivos, ni que la democracia liberal o burguesa sirva para algo, etcétera.Image result for angel pestaña
 
 
El sacerdote colombiano Basilio Méramo, que es acérrimo  lefebvrista, y por tanto muy criticado y hasta ridiculizado en páginas sedevacantistas, critica al filósofo francés Jacques Maritain (una de las más sobresalientes figuras del personalismo comunitario, corriente ni que precisar que herética para la extrema derecha eclesial a la que pertenecen lefebvristas y sedevacantistas) en lo que significa alejamiento de las tesis tomistas más puras, y en todo lo que significó el pensamiento de Jacques Maritain en el alumbramiento del Concilio Vaticano II. Me supongo que conoces que su esposa era de origen judío, ambos se convirtieron a la fe católica, no tuvieron hijos, vivieron en votos de castidad casi todo su muy largo matrimonio, mas al sacerdote colombiano Basilio Méramo le parece que el judaísmo de origen de Raïssa Maritain jugó en contra de la comprensión de la fe católica en su esposo Jacques Maritain. Solo que yo creo captar en esta valoración del muy erudito sacerdote colombiano Basilio Méramo un rejo del secular antisemitismo que también alcanzó a la Iglesia católica, aunque más al protestantismo vía Martín Lutero, y que sigue presente en el ala católica más escorada hacia la derecha: monseñor Williamson, por ejemplo, expulsado hace un par de años de la FSSPX, ¡es negacionista del Holocausto!, en el que murieron religiosos católicos de la talla espiritual e intelectual del carmelita holandés Tito Brandsma: cfr. Tito Brandsma (del carmelita español Fernando Millán Romeral), colección Sinergia, diciembre 2008. 


En páginas de este estilo o espectro, se le echa en cara al papa Benedicto XVI sus ascendentes hebreos por parte de madre, como si ello fuera una deshonra, un baldón imperdonable, el llevar sangre judía. Y desde luego, lefebvrianos y sedevacantistas he alcanzado a conocer en mis andanzas por Facebook simpatizantes del nazismo. Yo por edad no lo recuerdo, pero conozco que en la liturgia de la misa anterior a la reforma litúrgica del Vaticano II, esto es, de Pablo VI (vamos, en la Vetus Ordo Missae), aún se rezaba por la conversión de "los pérfidos judíos deicidas de Cristo". Esta oración ya la suprimió el santo papa Juan XXIII, aunque, como es bien sabido, para ustedes los sedevacantistas ni es santo ni fue siquiera católico sino masón, hereje, apóstata, gordinflón comelón, falso papa...Image result for angel pestaña
 
 
No hace falta señalar a estas alturas que no soy lefebvrista -ni siquiera tradicionalista en comunión con la Santa Sede vía Fraternidad Sacerdotal de San Pedro, pongamos, la cual tanto ustedes como los lefebvristas detestan, por razones obvias que no es preciso traer ahora aquí-, pero a diferencia de ustedes, yo no tengo ninguna dificultad en reconocer que el lefebvriano Basilio Méramo me parece un buen creyente en Cristo, un aplicado sacerdote, por lo que he escuchado de él, por lo que he leído de él, y hasta por lo que algunos me han contado de él. Este eclesiástico, que atesora una formación filosófica y teológica muy superior a la mía, sin duda, sin falsa modestia, tiene su opción lefebvrista que no es la mía y que lo sitúa fuera de la plena comunión con la Santa Sede. Un imberbe teológico y filosófico como yo no le va a discutir al padre Méramo estas cosas, no tengo previsto llevar a cabo con el susodicho ninguna discusión en clave David contra Goliat, solo que me parece injusto y tremendamente intolerante que en páginas sedevacantistas que he visitado se despellejen a tradicionalistas que están en otra trinchera, según tenía yo entendido, no muy distante de la trinchera sedevantista: como que ambas están fuera de la plena comunión con la Sede Apostólica, como que los sedevacantistas vienen  a ser exlefebvrianos que a base de radicalizar su disconformidad  con la "Roma pagana, apóstata, sede del Anticristo", etcétera, han optado por alejarse de ella, desligarse de ella, de la Sede Apostólica.
 
 
Ciertamente, se me hace hoy por hoy, no digo que difícil sino imposible, afirmar que no hay nada bueno, positivo, loable, verdadero, humano, saludable y noble en las vidas, obras y legados de personalidades no católicas de la talla de Martin Luther King, Dietrich Bonhöefer, Jurgen Moltmann, Karl Barth, Albert Schweitzer (cristianos protestantes los cinco, brillantes teólogos, al menos  cuatro de ellos, los cuatro últimos citados), Mahatma Gandhi (hinduista), Thomas Merton (bueno, este fue católico, pero ciertamente no poco heterodoxo, monje trapense norteamericano, brillante escritor, ecumenista, empeñado en el diálogo interreligioso...), los anarquistas Pedro Kropotkin, Diego Abad de Santillán, Ángel Pestaña, Salvador Seguí, Cipriano Mera, la pedagoga italiana, médico, feminista, escritora y mujer de arraigadas convicciones cristianas María Montessori... Incluso volviendo la mirada a nuestra Iglesia católica, ¿te parece justo y veraz calificar a la Madre Terea de Calcuta, recientemente canonizada, de "hereje, apóstata, falsa profeta y mujer que se pudre en el Infierno, en compañía de todos los papas del Concilio Vaticano II y de todos los teólogos que vertebraron ese Conciliábulo de Satanás"? Expresiones exactamente como esta, literalmente como esta, he alcanzado a leer yo en sitios sedevacantistas.  Image result for cipriano mera

 
Permíteme, PC, que te haga la confidencia de los últimos libros que me he leído (algunos los he releído). Una biografía del carmelita holandés Tito Brandsma, asesinado en un campo de concentración nazi, beatificado por el santo papa Juan Pablo II en 1985, otra sobre el gran anarquista y teórico del mismo, científico y polígrafo Pedro Kropotkin (escrita por un excura español llamado Luis Blanco Hernández, hoy casado, padre, maestro de escuela, también fue alcalde por aclamación popular, con unas pintas de auténtico anarquista decimonónico con su largo cabello y poblada barba blanca, o sea, según ustedes, un perfecto hereje), una tercera sobre ese gigante teórico y práctico del anarquismo que se llamó Diego Abad de Santillán, una cuarta sobre el jesuita vasco Ignacio Ellacuría, una quinta sobre Mahatma Gandhi, una sexta sobre Viktor E. Frankl, una séptima sobre Thomas Merton, y tres libritos más sobre el médico, teólogo protestante, filósofo, misionero, músico y musicólogo Albert Schweitzer, Premio Nobel de la Paz en 1952, un penúltimo que cito sobre María Montessori, y el último o décimo sobre el pacifista cristiano Lanza del Vasto: todos publicados en la colección Sinergia, auspiciada por el Instituto Emmanuel Mounier, SOLITEC e IMDOSOC. Asimismo he leído con gran aprovechamiento intelectual y espiritual un título de ese “hereje y masón” que debió ser el cardenal jesuita italiano Carlo Maria Martini: La audacia de la esperanza, Verbo Divino, 2005. Y ya el último, o sea el que hace el número 12: Juan XXIII, biografía espiritual del papa de la unidad y la paz, de Vicente Cárcel Ortí: Edicep, 2000.
 
 
Ya sí para acabar, perdona la extensión de mi réplica; perdonen los lectores, si finalmente la susodicha ve la luz. Pero en fin, todo sea porque es muy probable que no vuelva a comentar nada en este foro. Gracias, y disculpen las molestias. Saludos en Cristo y en su Iglesia.
 
 
Postdata: este escrito fue en efecto finalmente reproducido en el sitio de Internet que a mi juicio es sedevacantista, por más que sus administradores lo nieguen. Es decir, si afirman que la Sede Apostólica está vacante u ocupada por falsos papas herejes desde Juan XXIII y rechazan todo el Concilio Vaticano II -al que llaman Conciliábulo de Satanás-, ¿qué otra cosa pueden ser sino sedevacantistas?
 
 
Como decíamos, este escrito fue reproducido y el administrador del sitio PC, casi párrafo por párrafo lo que hace es condenarlo todo, rechazarlo todo, siempre con un tono irónico y despectivo, displicente, que no puede ocultar la soberbia de creerse en total superioridad intelectual, en posesión de la verdad absoluta, dando a entender que todos los autores que cito son herejes (el amable lector puede confeccionar la nómina de los que cito en mi escrito, desde Martin Luther King hasta Ángel Pestaña, etcétera), perniciosos, enemigos de la humanidad por enemigos de Cristo, incluidos todos los papas del Concilio Vaticano II, perdón, Conciliábulo de Satanás.


Así, a santa Teresa de Calcuta se permite llamarla por su nombre de pila (la "señora Agnes Gonxha"), y aunque puede que él como FC no la haya mandado al Infierno, en su bitácora sí he leído comentarios de foristas que sitúan a la santa Madre Teresa de Calcuta en el Hades, en compañía de Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo I, Juan Pablo II, quienes sistemáticamente son vejados en páginas como esta que nos ha traído aquí y ahora... ¡Y eso que Madre Teresa de Calcuta se opuso a las reformas del Vaticano II y fue siempre acusada de tener una visión eclesial muy tradicionalista o conservadora, retrógrada! Hasta el extremo de que la neosanta de origen albanés llegó a manifestar públicamente que ella no creía que hubiera que reformar nada en la Iglesia, que no veía necesidad alguna de concilio para reformar la doctrina católica, pues el secreto de toda reforma posible debía consistir en "trabajar más, en rezar más, en hincarse más de rodillas ante el Señor". (Todo esto que afirmo es literal, o sea, está publicado en un sitio como el que aquí nos convoca). Al anarquismo se permite calificarlo de "ideología satánica" (la historia del anarquismo, a la par que la del Movimiento Obrero, ha sido protagonizada por innúmeras personas de una generosidad, de una pasión por la justicia social, de una probidad moral...); al filósofo francés Jacques Maritain, lo califica de hereje y falso tomista (uf, lo que pensará entonces de Emmanuel Mounier, sin duda menos tomista que Maritain y más proclive a compromisos políticos izquierdistas; o de los judíos Martin Buber y Emmanuel Levinas o del protestante Paul Ricoeur...), y a su mujer Raïssa simplemente la llama "hebrea", lo cual me parece injusto, antisemita y despectivo: casi 60 años de vida matrimonial vivida en castidad casi toda ella, inmensa actividad intelectual, honda espiritualidad que fue faro para muchos, y todo ello parece resumirse en "el seudotomista y hereje Maritain y su esposa hebrea Raïssa"; a mis referencias a la democracia y los derechos humanos replica con que son "falsa democracia y falsos derechos humanos" (habría que conocer la auténtica democracia y los auténticos derechos humanos de PC y los de su tecla); al cantautor Bob Dylan, muy probablemente el músico popular más influyente del último medio siglo, lo despacha con un el "hebreo" Bob Dylan (si este mero calificativo no es fijación antisemita, que venga Dios y lo vea; si esto no demuestra asimismo que desprecia y condena la música del "hereje, apóstata, vividor, hebreo, mujeriego, mundano, liberticida, bohemio y drogadicto" Bob Dylan... ); el hecho de que de cristianos protestantes como el pastor bautista negro Martin Luther King o el teólogo alemán de la Iglesia confesante Dietrich Bonhöfer fueran asesinados (ambos con 39 años, el primero por causa de su lucha contra la segregación racial y el otro por orden personal de Hitler en un campo de concentración donde estuvo preso acusado de "conspiración contra el Führer") por fidelidad a la fe en Jesucristo, no le dice nada, le deja indiferente, pues ambos, como fueron herejes y cismáticos, nada bueno pueden aportar, máxime considerando que la encíclica del "hereje, apóstata y falso papa Juan Pablo II Ut Unum Sint sobre el ecumenismo, es un falso documento del falso magisterio de la apóstata y fraudulenta Iglesia conciliar"; al papa emérito Benedicto XVI, además de falso papa y hereje, lo consideran un infiltrado de la cábala rabínica y talmúdica hebrea empeñado en destruir la Iglesia desde dentro, estrategia que explicaría el silencio del "señor Joseph Ratzinger Tauber" -así suelen referirse al papa Benedicto XVI- sobre sus ascendientes hebreos por línea materna (para mí, digo para mí, la fijación en lo que podríamos denominar el factor hebreo es marca de la casa en el integrismo católico negador del Vaticano II, cuando lo cierto es que este concilio pretendió superar los viejos resabios antisemitas que habían ido anidando secularmente también en la Iglesia); a mis comentarios elogiosos sobre la italiana María Montessori, tal vez la pedagoga más importante de los tiempos modernos, responde con una carcajada; al sacerdote colombiano Basilio Méramo -según PC, es sedevacantista, el P. Méramo al parecer se confiesa sedevacantista, particular que me trae sin cuidado, sea lefebvrista, como yo he supuesto en mi escrito o sea sedevacantista como afirma PC, igual me da: tolerancia cero con los intolerantes-, empero lo considera hereje, porque el P. Méramo es milenarista, con lo cual me figuro que también considerará hereje al sacerdote exjesuita argentino y eminente escritor Leonardo Castellani.
 
 
Fijémonos: el P. Méramo, según PC es sedevacantista, lo mismo que es PC y el sitio que administra. Pero aun así, el eclesiástico colombiano es hereje porque es milenarista, a pesar de su condición de lefebvrista radical o sedevacantista. En definitiva: yo sigo sin saber tanta filosofía y tanta teología como me gustaría y aun debiera conocer, pero la mosca de una sospecha me sobrevuela constantemente durante todo el tiempo dedicado a este asunto: la actitud de PC me parece en rigor la actitud propia del integrismo, teñida, encima, de la soberbia de creerse en posesión de la verdad absoluta, de creerse más papista que el Papa, de creerse intérprete autorizado del Magisterio, cuando por voluntad de Jesucristo los intérpretes autorizados del Magisterio son el sucesor de Pedro y los obispos en comunión con la Sede Apostólica: enseñanza católica con tantos fundamentos escriturísticos, patrísticos y magisteriales que... PC rechaza todo esto, pero él y su sitio que administra no son sedevacantistas, porfía él; no qué va, si va a resultar que al final se va a descubrir que el sedevacantista soy yo, no te jodes, ¡y yo sin saberlo y mucho menos haberlo asumido! 


A otro perro con ese hueso... A estas alturas, no hace falta reconocer que si alguno de los de esa página sedevacantista y el propio PC leyeran este escrito mío como de descargo o de réplica, iban a juzgar que todo, absolutamente todo lo que en el mismo digo, es errado, herético y falso. Mas ahora reparo, como quien busca asideros y ajenas autoridades  para su causa, en un ensayo genial del "hereje, falso tomista y peor católico" Jacques Maritain titulado La intuición creadora en el arte y en la poesía: Biblioteca Palabra (colección dirigida por el físico y filósofo personalista español Juan Manuel Burgos), Madrid 2003, traducción de Alberto Luis Bixio, 576 págsPara expresar por escrito este capricho mío: solo por consideración a alguien capaz de haber escrito una obra tan genial como esta, no es justo sentenciar que tal persona magistral autora de un ensayo como el citado es meramente un "falso tomista, hereje y mal católico."      
 
 
 
 



22 de septiembre, 2016. Luis Henríquez Lorenzo: profesor de Humanidades, escritor, educador, bloguero, militante social.
 

 
Publicar un comentario