miércoles, 17 de septiembre de 2014

"La clave de nuestra Espera"

Los cristianos seguimos siendo soldados derrotados de una guerra que, sin embargo, tenemos ganada, porque ya la ganó para toda la eternidad Aquel que nos salió al encuentro, Emmanuel o Dios con nosotros, y que murió en la Cruz. Para al tercer día resucitar.

Frente a la tibieza ("A los tibios vomitaré de mi boca", dice el Señor) de tanto católico aburguesado, de mentalidad funcionarial, arribista, interesada y políticamente correcta, el testimonio de tantos cristianos perseguidos y martirizados a lo largo y ancho de este mundo nuestro invadido por la inhumanidad de toda suerte o desgracia de injusticias, guerras, hambre, paro, esclavitud infantil, terrorismo, desigualdad, analfabetismo, miseria...idem supra

Sobre todo en Occidente, el mundo ha vuelto o dado la espalda a Dios: vivir como si Dios no existiera... Y en la Iglesia, cada día que pasa parece más evidente la dramática realidad de la Apostasía...


17 de septiembre, 2014. Luis Henríquez Lorenzo: profesor de humanidades, escritor, educador, bloguero, militante social.
Publicar un comentario