miércoles, 2 de abril de 2014

"Luces y sombras de la Compañía de Jesús (II)"


M. Pilar:

Como en otras ocasiones de meses y meses hacia atrás -había decidido no opinar más en este portal, pues cada vez que opinaba se lanzaban a mi yugular con acusaciones ad hominen-, en esta me limito a expresar una opinión, equivocada o no, sin referirme a nadie en particular o en concreto, y obtengo lo de siempre: tirones de oreja, malas formas... (Con todo, nunca he dejado de agradecer que en esta revista digital me hayan dejado participar, si bien sospecho que más bien se me ha "tolerado", más que estimulado o valorado, pero bueno, da lo mismo).

Señora María del Pilar: en la Compañía de Jesús seguro que existen jesuitas maravillosos (en lo espiritual general, lo intelectual, lo específico católico, etcétera), solo que mi experiencia -la mía, no la suya- me informa de que la inmensa mayoría de las movidas jesuitas o jesuíticas que he tenido ocasión de conocer son secularistas, laicistas, o sea, mundanizantes; y si son mundanizantes, o sea, progres, no creo que puedan casar bien con la que debe ser, entiendo, la peculiar fidelidad de un buen católico: fidelidad al Evangelio, a la Tradición y al Magisterio.idem supra

La Tradición de la Iglesia siempre ha reconocido el alto valor de las familias numerosas: el esposo y la esposa que, libremente, de común acuerdo, deciden acoger el don de la vida como un don de Dios. Y yo lo deseo creer; por contra, la inmensa mayoría de las movidas jesuitas o jesuíticas que conozco, de tan progres que son, de tan laicistas o mundanizantes, esto lo pasan por alto, me parece; si no es así, mis disculpas.

Señor H. Cadarso, ¿de dónde saca usted que yo defiendo una Iglesia de ricos, poderosa, de derechas, o no sé qué que usted parece insinuar? Que la Iglesia católica está en crisis por mundanizada (o sea, laicismo o progresismo a mansalva, por un tubo), por hipócrita (esto es, porque muchos de sus hijos e hijas despliegan una actitud hipócrita, igual yo entre ellos), por autoritaria y por nepotista, es algo tan obvio que huelgan más comentarios explicativos al respecto, me parece. 

Y nada más. Buena tarde de sábado.

2 de abril, 2014. Luis Henríquez: profesor de humanidades, escritor, bloguero, militante social.
Publicar un comentario