miércoles, 21 de enero de 2015

"Reflexiones 'cuniculares ' (III)"




  1. Nunca es tarde si la dicha es buena, y bien que lo es para esta oportunidad. De manera que ya un poco “sacudidos” por lo de los conejos y conejas del Papa en referencia a las mujeres y hombres católicos que se deciden por la apertura generosa a la vida -que es uno de los ideales de la familia cristiana, no lo olvidemos-, mejor quedarse con la catequesis de hoy miércoles 21 de enero de 2015, con la cual el santo padre Francisco, en el marco del Aula Pablo VI, volvió a elogiar las familias numerosas, luego del revuelo que causaron sus para muchos desafortunadas palabras dichas en el diálogo informal que mantuvo en la rueda de prensa concedida a los periodistas que viajaban con él de vuelta del viaje pastoral del Pontífice a Filipinas.
    No debiera ser posible que el Papa negara la grandeza de la familia numerosa. Porque negar o conculcar esto es meter tijera en el depósito de la doctrina de la fe. Y el Papa no está para estos trotes, sino justo para todo lo contrario: para confirmarnos en la fe a los católicos, según el mandato dado por Jesús mismo a Pedro: Lc 22, 32. Lo sí vergonzoso e impresentable es que luego hasta en muchos centros culturales católicos (jesuitas, diocesanos, salesianos, paúles…) se haga promoción de la ideología de género y no de la familia numerosa. Como igualmente vergonzoso e impresentable es el hecho de que la inmensa mayoría de los que dan clases en la escuela católica, en facultades teológicas católicas, etcétera, manifiesten con los hechos de su vida que se pasan por el forro la enseñanza de la Iglesia sobre la paternidad responsable, que no consiste en tener hijos a la baja y que el propio papa Juan Pablo II prefería, a través del rico magisterio de su teología del cuerpo, que se denominara paternidad consciente.idem supra
    La paternidad responsable consiste en la apertura generosa a la vida, según el plan de Dios. Responsabilidad desde la generosidad. Por eso la Iglesia canonizó a un santo matrimonio italiano (ambos santos): tuvieron 21 hijos: confianza plena en la Providencia de Dios. Si bien luego lo increíble, insisto, es que la propia Iglesia mantenga a tanto profesional eclesial que pasa de tomarse en serio la paternidad responsable o consciente. Con el agravante de que también abundan en la Iglesia los pastores que hacen la vista gorda a todo esto, o sea, que hasta llegan a practicar el el ninguneo y el desprecio a católicos que sí desean ser fieles al Evangelio en comunión con el Magisterio.
    Será que no es la cruz un lugar hecho para estar cómodos, como a menudo repitiera ese maestro de militantes obreros cristianos que se llamó Guillermo Rovirosa, alma máter o fundacional de la HOAC, y quien por cierto no tuvo hijos en su matrimonio, no los pudo tener, no porque no quisiera, y hoy día camino va de los altares.
    Mas ¿cuántos de entre todos los de mentalidad antinatalista que en lo profesional viven de la Iglesia, señores pastores, conocen algo del testimonio de alguien como Guillermo Rovirosa? Porque no solo es la mentalidad antinatalista neoburguesa, materialista y preñada de desconfianza en la Providencia de Dios, sino que es también la espantosa mediocridad de lo políticamente correcto que se ha ido instalando en la Iglesia, la dramática y mundanizante tibieza de muchos de sus hijos e hijas, la mía incluida también seguramente.
    “A los tibios vomitaré de mi boca”, dice el Señor. Pues eso.
    Pero no todas las voces coinciden con la mía, ¡faltaría más! La de un forista que firma como David, a renglón seguido de mi comentario en el mismo artículo de Infovaticana, es muy crítica con el pontificado de Jorge Mario Bergoglio. Contundente pero respetuosamente crítica, sin el recurso al insulto y al menosprecio fácil, pero ciertamente crítica; mejor, contundentemente crítica. Y la hace un tal David, que puede ser millones de personas, pues ese nombre  propio sin más detalles ni apellido alguno identificador es un alias en toda regla. Digo esto porque yo, que acostumbro a firmar mis escritos incluso en foros de Internet con mi nombre, no sería capaz, con luz y taquígrafos, es decir, dando mis datos personales identificativos, de escribir algo del papa Francisco así como lo hace quien firma como David. Pero Francisco,  sin duda es el primero que conoce que en foros de Internet no solo se discrepa amable y respetuosamente de su manera de ejercer el ministerio de sucesor de Pedro -lo cual es algo que yo mismo no desapruebo-, sino que se arremete contra él de manera acalorada e injuriosa. Yo por mi parte, teniendo el cuenta algo que dijera nada menos que F. Nietzsche, ese filósofo ateo a un bigote pegado ("La altura moral de un hombre se mide según su capacidad de asumir la verdad"), paso de decir bajo seudónimos lo que no soy capaz de decir dando la cara. Así las cosas,dice el tal David:

  2. David
    Con esto queda demostrado, que el Papa conoce la indisposición de muchos católicos, en cuanto a su ligereza verbal y en cuanto a su debilidad en su formación teológica y filosófica, tan poco consistente y dispersa; y… a lo molesto que resulta a los fieles su poco tono humano y sus modos un tanto vulgares.
    Con esto no digo que un papa tenga que ser un príncipe de la altura de Benedicto XVI , un papa también puede ser la persona más sencilla y con menos formación, pero… por muy sencilla que sea, hay virtudes sobrenaturales que tienen los santos, como por ejemplo aquellos sencillos como Santa Catalina de Siena o Fray Escoba… Lo que pasa en que con Bergoglio parece no haber rastro de estas virtudes sobrenaturales y lo que le deja muy expuesto.
    Hay cristianos que siendo humanamente poco, son verdaderos príncipes por gracia sobrenatural; es el ejemplo de tantos abuelos nuestros que con menos estudios, parecía tenían don de ciencia… y sobre todo de sabiduría.
    Lo que hay que hacer es velar, orar y no estar tan pendiente de todo lo que dice y hace el papa a no ser de que hable excatedra… si no quieres enloquecer….
    Este papa suele sufrir de mal de alturas, así que cuando veas al papa subir a un avión y detrás gentecilla con cámaras y micrófonos… ponte a cubierto en tu trinchera y apaga Internet.
    Hay que ir con cuidado para que un papa calamitoso no enferme más de la cuenta a los fieles; que por cierto, ya bastante mal que estamos, el pecado no es solo del Papa… la Iglesia militante está en la UCI y lo demuestran más que nunca sus obispos, cardenales… y nuestro calamitoso papa actual.
Publicar un comentario