lunes, 3 de octubre de 2016

"A propósito de Jordán B. Genta"

Sigo sin comprender del todo qué corpus doctrinal sea el nacionalismo católico, si bien como su manifestación política prototípica en España ha sido el régimen del general Francisco Franco, de cajón me sale que el nacionalismo católico tiene a la fuerza que tener mucho que ver con el franquismo, o mejor dicho, al revés, el franquismo vino a ser la manifestación española de muchas de las doctrinas integrantes y configuradoras del nacionalismo católico. Y esto para bien y para mal.Image result for bruno   jordan   genta


Esto es: con mis palabras, más bien dubitativas, no pretendo ni satanizar el régimen de Franco -que yo no viví, pues era muy pequeño el autor de estas líneas cuando los últimos años del franquismo- ni encumbrar la democracia formal o liberal, burguesa, y menos aplaudir a políticos como el socialista del PSOE Pedro Sánchez, que acaba de presentar su dimensión como secretario del PSOE.Image result for bruno   jordan   genta

Me siento demócrata, pero no socialdemócrata descafeinado y burguesote. Y esto quiere decir que sintiéndome demócrata pero sobre todo reconociéndome católico, el testimonio de un filósofo como el nacionalista católico argentino Jordán B. Genta -contando con que no sé gran cosa de él, todo sea dicho- me resulta más atractivo que la trayectoria del histórico del PSOE (Partido Socialista Obrero Español) Felipe González, en cuya balanza también hay aspectos positivos y logros, cosas buenas, no afirmo que no. Pero González, de fe católica confesa y militante muy pobre, pobrísimo, pues de su lejana y breve militancia de juventud en organizaciones apostólicas u obreras católicas (HOAC, JOC, Acción Católica, JEC...), ya debe quedarle un vago recuerdo, si acaso. Image result for bruno   jordan   genta
 
 
Desde luego, confesar que uno se siente más atraído por la trayectoria vital, intelectual y militante de alguien como Jordán B. Genta que por la trayectoria vital, intelectual y política de alguien como Felipe González Márquez, fácilmente llevará a muchos a sentenciar: claro, si procedes así es porque te sientes o confiesas de derechas.
 
 
Vaya, podría ser... O no, más bien no, pues yo voy y vengo de las derechas a las izquierdas con libertad, entro y salgo, creo y descreo y así voy construyendo mis certezas, mis perplejidades. Pero como católico empeñado en ser fiel a la Iglesia, ¿cómo iba a preferir al socialista Felipe González Márquez y no al nacionalista católico (por tanto de derechas) Jordán B. Genta?Image result for bruno   jordan   genta
 
 
Con un ejemplo: nunca acepté los desprecios -para mí lo son, o lo fueron- del gran novelista cubano, cinéfilo y exiliado anticastrista Guillermo Cabrera Infante hacia la Nueva Trova Cubana, pues con la misma libertad con que critico todo lo que me parece injusto, inhumano y negativo del régimen de los hermanos Castro en Cuba, aplaudo la calidad musical de los Silvio Rodríguez, Pablo Milanés y compañía: Vicente Feliú, Leo Brauer, Noel Nicola.. Todo lo cual significa que el aprecio que hago del talento novelístico de Guillermo Cabrera Infante no me impide hacer lo propio con el talento como cantautores y trovadores de Silvio Rodríguez y Pablo Milanés, ni el aprecio al descomunal talento novelístico del hispano-peruano y Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa (hombre de ideas liberales en su acepción hispana, no norteamericana o anglosajona) me impide, ni modo, aplaudir con similar entusiasmo la maestría novelística del colombiano también Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez, siempre castrista. Entre el cantante de música ligera romántica y compositor brasileño Roberto Carlos (católico muy de derechas) y el también brasileño Chico Buarque de Holanda (cantautor, compositor musical, poeta, novelista, hombre de izquierdas, acaso agnóstico, o al menos creyente "por libre" o heterodoxo) prefiero a este segundo, pero ¡es tan bueno Roberto Carlos, que no tengo por qué despreciar su obra por cuestiones de afinidad o no afinidad ideológica!
 
 
Reconozco que las obviedades anteriores podrían aburrir y desalentar a más de un lector, pero para mí importa el tenerlas muy presentes. Pues esto. 


3 de octubre, 2016. Luis Henríquez Lorenzo: profesor de Humanidades, educador, escritor, bloguero, militante social.  
Publicar un comentario