domingo, 31 de julio de 2016

¿Unidos Podemos?

Image result for bildu
Bufan desde las ondas atlánticas de Radio San Borondón: contra todo pronóstico, contra los sondeos preelectorales que ya se pretende que funcionen casi como las predicciones metereológicas, contra la sospecha de que pudo haber pucherazo contra Unidos Podemos, el Partido Popular ha sido el ganador en las pasadas elecciones del 26J y la coalición Unidos Podemos aún sigue preguntándose adónde fue a parar el 1.000.000 de votos que aseguran haber perdido con respecto a las ya penúltimas elecciones.
Image result for bildu 
Aunque sin haber obtenido mayoría absoluta -como que en España aún no se han puesto de acuerdo para decidir un Gobierno-, ha ganado la derechona, lamentablemente siempre pero de manera harto dramática ahora, en que debía ganar la izquierda, esto es, Unidos Podemos. Tenía que ganar la izquierda, era necesario que triunfara incluso con mayoría absoluta la izquierda a laImage result for unidos podemos logo izquierda del PSOE -que es más bien ya hoy día un partido escorado hacia el centro-derecha-, ante los enquistados casos de corrupción del Partido Popular, y para tratar de vertebrar políticas realmente de izquierdas, políticas sociales, capaces de enjuagar los suplicios ocasionados sobre todo en las clases medias, medias bajas y bajas por los recortes de la política económica del PP con que este pretende rescatarnos de la crisis. 
 
En el otro espectro ideológico radiofónico, suspiran en EsRadio: uff, menos mal: Podemos, Izquierda Unida (Hundida la suele llamar Federico Jiménez Losantos), Unidos Podemos y resto de grupitos y grupúsculos en que la izquierda anda dividida, la izquierda siempre cainita, no han obtenido buenos resultados electorales; sobre todo la coalición Unidos Podemos, que amenazaba con desbancar al Partido Popular. Como que amenazaba con llegar a formar una suerte de Frente Popular no poco guerracivilista.
 
Derrotada la izquierda a la izquierda del PSOE, y este con apuros habiendo salvado los muebles pero nada más, como se empeñan en afirmar los de Radio San Borondón ¿los que van a seguir perdiendo en España, a partir de ya, son los sectores menos pudientes o privilegiados de la sociedad, las clases sociales populares?
Image result for leon xiii
 
Al menos quien estas líneas escribe no lo sabe. Y no lo cree saber no por lo que un gobierno de derechas haga por las capas menos favorecidas de la sociedad, no, sino por lo que no lleguen a hacer por esas clases del Pueblo que dicen representar los partidos de la izquierda. O dicho con otras palabras: ¿Cuántos regímenes de corte socialista, marxista o populista que por el mundo han sido han logrado sobresalientes cotas de progreso, libertad, respeto a los derechos humanos, prosperidad, democracia, respeto a la ley natural, respeto a Dios...?
 
Image result for bilduMuy en lo personal mío, es la duda principal que me suscitan las organizaciones a la izquierda del PSOE: ¿Será verdad que estas, en continuidad con la sensibilidad de justicia social con que fueron creadas, propiciarían, si uno depositase la confianza del voto en ellas, al menos notables cotas de justicia social, progreso, democracia, transparencia, castigo a la corrupción, solidaridad con los que menos tienen...? 
 
Sigo sin saberlo. En Radio San Borondón creen tenerlo claro: el Partido Popular es la derechona, y la derechona sirve a los intereses del neocapitalismo. Solo lo izquierda a la izquierda del PSOE -que es la otra cara de la moneda de la derechona- podrá salvarnos. ¿Izquierda mesiánica?
 
Sin duda, algo de mesiánico hay en la izquierda de corte marxista, pues esta, como ideología potente que sobre todo fue -al igual que los fascismos, hoy muy de capa caída-, como macrorrelato explicador de la realidad pretende tener respuestas para toda esa realidad. Como si de una religión se tratara, solo que prescindiendo de todo lo sobrenatural a base de instalarse en lo solo racional, lo empírico, lo inmanente.
 
Así las cosas y así mis dubitaciones, acostumbro, en busca de luz con que alumbrarme y decidirme, ir colocando en una balanza pros y contras, en este caso de Unidos Podemos, esto es, de la ideología de Unidos Podemos a la luz de las directrices doctrinales que un día sí y otro también se encargan de predicar desde las ondas de Radio San Borondón. Y ya por lo que toca a este particular, uno cree pisar sobre firme.
 
De modo que veamos, a ser posible en un solo párrafo señaladas con intención esquemática todas esas ideas. 1) Se apuesta por una izquierda rupturista, anticapitalista, revolucionaria,  republicana y laicista (o sea, anticatólica, en la estela, es de suponer, del laicismo anticatólico de la II República española). 2) Dentro de un proyecto de izquierda de esta extremosidad, ni que añadir que cabe el apoyo a figuras como el Che Guevara, y a prácticamente todos los regímenes de izquierdas máxime si se declaran marxistas. A la juventud mundial, se la alienta a que sea no católica, precisamente, sino guevarista o guevariana, esto es, marxista-leninista, radicalmente antidemocrática por tanto. 3)  Defensa, sutil, tácita o implícita, del ateísmo y todos sus hijos pródigos: sociedad atea, aconfesional, laicista: Fidel Castro, el tiranosaurio de Cuba, cumple 90 años en este 2016, y desde Radio San Borondón se le desea larga vida, salud y revolución, comandante, al tiempo que se sigue silenciando completamente, día tras día, la un hecho histórico como el de la persecución religiosa contra la Iglesia católica sucedida en España de 1931 a 1939: miles de mártires causados por odium fidei. 4) Al calor del ateísmo, apuesta por la lucha de clases, el positivismo, el materialismo histórico y dialéctico, el laicismo, la apostasía de la fe (católica, por supuesto), el feminismo radical, la ideología de género, el aborto, la eutanasia, los nuevos modelos de pareja, el ataque a la familia tradicional por machista y patriarcal, la homosexualidad, la anticoncepción, el animalismo, el multiculturalismo, el relativismo y el odio a Cristo y a su Iglesia. 5) Constante prédica de que el general Francisco Franco fue un golpista dictador, cruel genocida y militar fascista que, habiendo sumido a España en 40 años de ignominiosa dictadura propiciadora de un atraso social, económico, político y cultural como no está en los escritos, no solo es el culpable de casi todos los males que hoy día lastran nuestra democracia sino que  fue un dictador incomparablemente más sanguinario que la inmensa mayoría de los dictadores comunistas, a excepción de Stalin, Mao y Pol Pot, solo que este dato es algo que hay que reconocer solo si no queda más remedio; lo normal y más prudente es no meneallo. 6) Aceptación de la legitimidad de todos los nacionalismos, independentismos o separatismos, aun al precio de mostrar total comprensión hacia la violencia terrorista por los tales desatada, y tan poca tan poca por un hecho como la persecución religiosa sufrida por la Iglesia católica en España, desde la proclamación de la II República hasta la Guerra Civil, tan poca tan poca que... 7) Predicación de las excelencias de una sociedad sin Dios, o con Dios recluido en las sacristías; y si tiene que salir a la vida pública Dios, que sea para organizar la solidaridad, nunca para llamar la atención a las administraciones del Estado en defensa de la vida humana desde el momento de la concepción hasta la muerte natural, por ejemplo. 8) Afirmación de que todos los regímenes totalitarios de derechas fueron atroces dictaduras al servicio del gran capital, sin que importe un comino que al menos tales regímenes totalitarios significaran más o menos deficientes o logrados servicios al Reinado de Cristo y a la Iglesia. 9) El marxismo-comunismo ha ocasionado en menos de un siglo de existencia como forma de gobierno de los pueblos más de 100.000.000 de muertos y ha sido prácticamente siempre enemigo de Cristo y de su Iglesia, solo que estos daños colaterales hay que procurar pasarlos por alto, o justificaros de mil maneras, toda vez que en verdad no son nada si los comparamos con los crímenes de la Iglesia católica perpetrados en las Cruzadas y en la Inquisición. 
 
Pues bien, o mucho me equivoco o los nueve puntos que acabo de exponer coinciden casi al 100% con el ideario de Unidos Podemos; esto es, con buena parte del mismo, cierto que no con todo. Queda la parte social, la que tiene que ver con la justicia, la solidaridad, la lucha contra la corrupción, las llamadas políticas sociales (sanidad, educación, servicios sociales...), la apuesta por la transparencia de la democracia y la defensa de las libertades... Solo que lo ya expuesto es bastante como para hacer considerar a un católico practicante o militante si él en fidelidad a su condición de hijo (o hija) de la Iglesia puede en conciencia depositar la confianza de su voto en un partido político como Unidos Podemos, partido político o coalición.
 
Image result for bilduCiertamente, la doctrina laicista y de corte marxista de Unidos Podemos es diametralmente opuesta a la doctrina de la fe católica. Así las cosas o en esta disyuntiva, ¿cómo justificar y legitimar el voto de un católico por Unidos Podemos? Me sale humo de la cabeza, pero se me ocurre esta solución posible. A saber: un católico fiel a la Iglesia puede considerar que, dada la extrema corrupción de la clase política hasta ahora gobernante, y dadas unas condiciones sociales y económicas de pobreza, paro y crisis económica que no cesa, es posible depositar el voto en una coalición como Unidos Podemos. 
 
Claro que si finalmente lo hace así es porque confía en la honradez de Unidos Podemos. En la honradez de EQUO, de Bildu, de la CUP catalana, del Partido Comunista de los Pueblos de España... Mas, amén de tener que confiar necesariamente en la honradez de los políticos que conforman estas organizaciones partidistas, ¿qué es lo que le tendría que llevar, a ese votante católico, a también confiar en que van a ser buenos gestores-garantizadores de notables cotas de bienestar, libertad, democracia y progreso si resulta que en la gran mayoría de los pueblos del mundo en que han gobernado marxistas, socialistas y populistas todo ha acabado como el rosario de la aurora: dictaduras, tiranías, opresión, pobreza, burocracia clasista y privilegiada del partido, drástico recorte o directa supresión de libertades...?
 
Estamos como al principio: de nuevo en la duda. Pero al menos creo haber logrado expresar, y no por muy extenso, un cierto organigrama útil para poder llegar a tomar una decisión en pro de un voto responsable, en conciencia, adulto. Ciertamente, de los 5 principios innegociables para un católico propuestos por el papa Benedicto XVI, solo el principio que apuesta por la justa gestión del bien común es compatible con el programa ideológico de Unidos Podemos, plataforma que, como decantadamente izquierdista que es, apuesta por el aborto libre y gratuito, por la homosexualidad, movidas que un católico no debe asumir. Con todo, que cada católico decida en conciencia la confianza de su voto; el juicio de los actos de su vida, de la vida de cada católico, compete a Dios.
 
 
1 de agosto, 2016. Luis Henríquez Lorenzo: profesor de Humanidades, escritor, educador, bloguero, militante social.     
Publicar un comentario