lunes, 23 de febrero de 2015

"Esperar contra toda desesperanza"


Como fieles católicos, todos estamos llamados a la conversión a Cristo y a su Iglesia.Resultado de imagen de esperanza en la literatura

Mas si todos lo estamos al haber sido bautizados e incorporados a Cristo, los pastores de la Iglesia están llamados a la santidad -vocación universal católica, así pues o así las cosas de nuestra fe-, con un “acento” especial, toda vez que por su condición de consagrados y de ministros ordenados “se configuran singularmente con el corazón de Cristo, al que están invitados a amar también con corazón indiviso a través de la aceptación-vivencia de la castidad celibataria” (cfr. la Exhortación Apostólica Postsinodal Pastores Dabo Vobis, documento magisterial del papa san Juan Pablo II).Resultado de imagen de esperanza en la literatura

Hoy, empero, la crisis de fe y de credibilidad en la Iglesia resulta patética. Desoladora: al menos en Occidente, la apostasía es brutal, radical, extrema. Hasta el punto de que un número desde luego significativo de católicos llega a sostener que la sede de Pedro está vacante, o mejor, ocupada (usurpada, para ser más exactos) por un falso papa, masón, relativista, ecumenista, hereje y apóstata.Resultado de imagen de esperanza en la literatura

El santo padre Francisco está de ejercicios espirituales cuaresmales, con su curia. De hecho,en la foto alusiva que facilita Infovaticana aparece sentado en una mesa, como si de pupitre escolar se tratara, al lado de un jerarca de la curia, ni siquiera en la primera fila de los asistentes. Yo, simple opinador y católico de a pie, no me considero mejor católico que ninguno de esos obispos que junto al actual sucesor de Pedro han iniciado los “preceptivos” ejercicios espirituales cuaresmales, de los que yo mismo, indigno discípulo de Cristo, he realizado algunas tandas en un pasado no muy lejano de mi vida. O no tengo por qué considerarme mejor que ninguno de ellos, solo Dios sabe, por más que en efecto sí soy de los que piensan que la Iglesia está atestada de apóstatas y de herejes; ya poner nombres y apellidos a tales apóstatas y herejes, bueno, tal empresa se la dejo a Dios.Resultado de imagen de esperanza en la literatura

Solo que sí: luego de finalizados los ejercicios espirituales, santo padre Francisco, igual todos ustedes, sucesores de los Apóstoles “cum Petro et sub Petro”, salen más convertidos a Cristo y a su Iglesia. Es de desear que así venga a ser. Por la salvación de cada uno de ustedes y por la salud doctrinal y misionera de la mismísima Iglesia. Pero la tibieza generalizada que se respira en la Iglesia prácticamente por todas partes de la misma, me temo que seguirá en aumento. Y el declive moral de esta,uf, por causa de su radical mundanización interna, que según cantan las evidencias no parece haber tocado techo.Resultado de imagen de esperanza en la literatura

Ustedes saldrán más fortalecidos en su fe católica, apostólica y romana, vale (supongamos, deseemos, hipótesis, buen deseo); sin embargo, en la Iglesia seguirán escaseando los militantes, esto es, los evangelizadores entusiasmados con Jesucristo y su Iglesia, y seguirán siendo y estando extremadamente visibles y como “omnipresentes” en el Cuerpo Místico de Cristo, los católicos tibios (“A los tibios vomitaré de mi boca”, dice el Señor), los católicos mediocres políticamente correctos, los mundanos y secularistas, los heterodoxos, herejes y heresiarcas, los arribistas y carreristas, los meros trepas, las feministas proabortistas, los antinatalistas…

En fin, bendito sea Dios.


23 de febrero, 2015. Luis Henríquez Lorenzo: profesor de humanidades, educador, escritor, bloguero, militante social.
Publicar un comentario